martes, 7 de agosto de 2007

¡Róbenme ese cuadro!

Las cuatro obras robadas el domingo en un espectacular asalto al Museo de Bellas Artes Jules Chéret de Niza -un monet, un sisley y dos de Brueghel el Joven - continúan en paradero desconocido. El Ministerio francés de Cultura ha confirmado este lunes que fueron cinco los individuos armados y encapuchados que a primera hora de la tarde penetraron en la pinacoteca y, tras reducir a los vigilantes, se llevaron las obras. La escena fue presenciada por numerosos testigos, dado el numeroso público que se encontraba visitando el centro en aquellos momentos. Los diferentes testimonios recogidos por la Policía señalan que los integrantes del comando se repartieron entre la planta baja y el primer piso del museo y amenazaron a varios empleados, alguno de los cuales se vio obligado a tumbarse en el suelo. Los ladrones metieron los cuadros en diferentes bolsas y se fugaron, aunque la Policía no tiene datos de cómo huyeron. Y la policía y la dirección del museo sólo se atreven a aventurar lo que está en boca de todos, que tiene que tratarse de "un encargo" de alguna persona que desea disfrutarlas en privado. "Son pinturas que no pueden revenderse en el mercado libre porque todo el mundo las conoce". La ministra francesa de cultura Christine Albanel ha hecho un llamamiento a los ladrones para que restituyan las obras y no las sometan a daño alguno, al tiempo que ha mostrado su indignación por el robo.

Acantilado cerca de Dieppe (1897), obra de Claude Monet- EFE

Nadie quiere arriesgarse a valorarlas -"su precio es incalculable"-, aunque tampoco se le escapa a nadie que la tela de Monet -Acantilado cerca de Dieppe. ', un cuadro de 65x87 cm., firmado en 1897-, una época en la que el pintor ya es aceptado en los salones oficiales y en la que la vertiente decorativa de su trabajo ha pasado a dominar ampliamente la dimensión innovadora. "Sé que tendré un gran éxito, pero eso me es indiferente porque sé que son obras muy malas y de eso sí estoy seguro", decía en aquellos años Monet a su marchante al hablar de su trabajo. El caso de la pintura de Alfred Sisley es distinto porque el británico no llegó a conocer el éxito en vida. 'Camino de los álamos de Moret' , de 65x81 cm., pintado en 1890, es un buen paisaje -Sisley raramente pintaba figuras-, elegante, discreto y delicado. La directora adjunta del centro, Monique Bailet, ha confirmado que, como hace nueve años, los ladrones se han vuelto a llevar 'Acantilados cerca de Dieppe de Monet, y 'Camino de los álamos de Moret' de Sisley: esta última incluso fue robada una vez más, en 1978, cuando fue prestada por el museo de Niza para una exposición en Marsella. Si bien, fue encontrada a los pocos días en las alcantarillas de esta ciudad. Este robo fue resuelto unos días más tarde cuando aparecieron en un barco en reparación en un puerto cercano. Entonces fue detenido el conservador del museo que, junto a dos cómplices, fueron condenados a cinco años de cárcel, de los cuales tres y medio estuvo en libertad condicional..

'Camino de los álamos de Moret', de Alfred Sisley. (Foto: EFE )

Las dos obras de Jan Brueghel, el Joven, de Velours sí pertenecen al museo, y son sendas 'alegorías' del agua y la tierra firmadas por el artista del siglo XVI. Este Museo es famoso, sobre todo, por su colección de cuadros de Raoul Duffy, pintor célebre por sus paisajes marinos o por su talento para captar determinadas reuniones mundanas. Los Brueghel de Niza -óleos sobre madera- parece que fueron pintados a cuatro manos, es decir, contando con la colaboración de otro artista flamenco, Hendrick van Balen, y son dos alegorías de las riquezas terrestres.

Las críticas contra la escasa seguridad del museo de Niza -las telas no están fijadas a la pared, el local carece de cámaras de vigilancia y de cualquier tipo de cierre de urgencia, etcétera- han sido contestadas por el Ayuntamiento de la ciudad. "Preferimos un guardián más que una cámara más. Los ladrones las desconectan o inutilizan". En líneas generales se privilegia "la vigilancia humana" frente a la "electrónica", cuando esta última "no ofrece los últimos avances tecnológicos". Respecto al comportamiento de los responsables de la seguridad, las autoridades han optado por felicitarles: "Han evitado daños humanos. Ninguna de las personas que estaban en el museo ha sido lesionada. Eso era lo primero, lo más importante".

El edificio del museo de Niza es un antiguo palacete construido en 1878 por una princesa rusa y adquirido por la ciudad en 1925. Sólo de noche y en el exterior cuenta con cámaras de vigilancia. Los cinco ladrones intentaron robar una quinta tela, también de Sisley, pero renunciaron debido -parece- a su peso, considerado excesivo. Ese error no pone en duda la profesionalidad de la banda. Lo hicieron todo en menos de cinco minutos, sabían dónde tenían que ir y lo que buscaban", explica un portavoz de la policía judicial.

Mientras uno de los ladrones -dos llevaban casco de moto, otros dos una gran máscara blanca y el quinto unas enormes gafas de sol- se ocupaba de los vigilantes que atendían a la entrada del museo, dos de los que estaban en otra sala de la planta baja, y los otros dos subían al primer piso. "Llegaron a la hora de comer y en un domingo. Es el momento de la semana en que hay menos personal", dice Patricia Grimaud, conservadora del museo. El segundo cuadro de Sisley, ése a cuyo robo renunció la banda, tiene ahora el marco roto. La policía busca en él alguna pista que les permita progresar en la identificación de los malhechores.

Grandes golpes
  • 1911 Vincenzo Peruggia roba La Gioconda del Louvre. En 1913 reaparece el cuadro.
  • 1962 Ocho telas de Cézanne desaparecen del museo de Aix, entre ellas una versión de sus míticos Joueurs de cartes. La policía tarda ocho meses en recuperar el botín.
  • 1976 Robo masivo de picassos: 110 son sustraídos de una exposición en el Palacio de los Papas en Aviñón. Se recuperan nueve meses después.
  • 1990 El mayor robo en un museo americano, en Boston: 11 telas, entre ellas cinco obras de Degas, una de Vermeer y una de Manet, con un valor estimado en 200 millones de dólares.
  • 1992 Roban 20 van goghs del museo dedicado al artista en Amsterdam. Recuperados el mismo día.
  • 2007 Varios picassos desaparecen del domicilio de la nieta del pintor, en París.
En una clasificación de 2003 teniendo como baremo el número de obras robadas de cada artista figuraban, por orden decreciente de atracción para los ladrones, la obra de Picasso, Miró, Marc Chagall, Salvador Dalí, Durero, Andy Warhol, Matisse, Toulouse-Lautrec, David Hockney y Gustav Klimt


Fuente:

No hay comentarios:

A modo de justificación...

Recomedamos también
El presente blog pretende ser un compendio de los artículos, y publicaciones recogidos en los medios de comunicación (escritos y audiovisuales), principalmente de España, para el estudio de la Historia del Arte. Aspira a ser una guía complementaria para su conocimiento y una referencia para la reflexión y análisis del mundo que nos rodea para difundir la defensa del patrimonio a futuras generaciones. Tuvo su origen a comienzos de junio de 2007, como blog de aula en la materia de Historia del Arte, para la modalidad de Humanidades y Ciencias Sociales de 2º de Bachillerato en el I.E.S. Carbula de Almodóvar del Río (Córdoba). Pero la idea fue creciendo y adquiriendo una dimensión inesperada. Ahora, en un nuevo destino profesional deseamos continuar la experiencia, manteniendo la identidad, para poder alcanzar a nuestros alumnos, en su forzado contacto con la materia, y con el público en general, para que profundice en los entresijos de un aspecto de la civilización de gran calado.