viernes, 3 de agosto de 2007

Santa Rufina en Sevilla

La capital hispalense puede presumir ya de su flamante nueva adquisición artística. El cuadro 'Santa Rufina', atribuido a Diego de Velázquez, se expone a partir de hoy y durante tres mes en el patio del Ayuntamiento de la ciudad natal del pintor después de su adquisición el 4 de julio en la casa de subastas Sotheby's, Londres. El alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, ha calificado la llegada de la obra de "un hito de gran importancia cultural". En la presentación del cuadro, uno de los pocos que pertenecía a una colección privada, ha participado también Anabel Morillo, presidenta de la Fundación Focus-Abengoa, que ha pagado íntegros los 12,47 millones de euros que ha costado el Velázquez, la trasacción más cara de la pintura española antigua.

El alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, y la presidenta de la Fundación Focus-Abengoa, Anabel Morillo, ante el cuadro de 'Santa Rufina'. (Foto: Jose Manuel Vidal | EFE)

El retrato de 'Santa Rufina', que algunos expertos creen podría tratarse de la imagen de una de las hijas de Velázquez, será trasladado a la futura Casa de Velázquez, cuya apertura está prevista para el próximo mes de noviembre. Allí, se situará junto a 'La imposición de la casulla a San Ildefonso' (1623), del mismo autor. "Sabíamos que teníamos que apostar porque Sevilla se lo merecía y no sólo por la importancia de este cuadro, reconocida internacionalmente", señaló Sánchez Monteseirín, que agradeció la colaboración prestada por la citada fundación y por la plataforma ciudadana 'Sevilla por Velázquez'.

No es la primera vez que esta obra velazqueña, datada alrededor de 1630, se pone a tiro de los compradores. En 1998 la casa Christie's, de Nueva York, anunció la subasta de la obra y la paseó por Madrid, Barcelona y Sevilla. Entonces, la Junta de Calificación, Valoración y Exportación de Bienes del Patrimonio Histórico Español se reunió para valorar la compra por parte del Estado. Pero ni este organismo ni el Ministerio del Cultura ni el Museo del Prado, que posee la mayor colección de cuadros de Velázquez, quisieron adquirirla, cosa que sí hizo un coleccionista privado inglés. Sevilla se empeñó en tener el retrato de una de sus patronas (Santa Justa es la otra) y para ello aunaron esfuerzos entidades públicas, privadas y ciudadanos, que hicieron sus aportaciones en una cuenta corriente abierta por el alcalde, han hecho posible la llegada de 'Santa Rufina' a la capital andaluza.

Pero la operación ha recibido duras críticas por su forma y por su fondo. En primer lugar, porque el convenio suscrito entre ayuntamiento y fundación no ha gustado a todo el mundo, en especial a la delegación provincial de Cultura de la Junta de Andalucía en Sevilla. Además, la dudosa autoría del cuadro, que frenó su compra en 1998, podría haber abaratado su precio hasta 20 veces, según el antiguo director del Museo del Prado, Francisco Calvo Serraller.

Sánchez Monteseirín, haciendo oídos sordos a estos comentarios, ha dicho que esto "es el mascarón de proa de una serie de proyectos que van a hacer que Sevilla esté presente en el ámbito internacional". El primer paso está dado, en dos meses, entre recaudaciones, convenios, subasta y transporte, el Ayuntamiento presume ya cuadro. En la noche del miércoles llegaba por fin procedente de Londres, acompañado por varios miembros de la Fundación Focus-Abengoa, incluida su presidenta, y una conservadora del Ministerio de Cultura, en camión y escoltado.

Fuente:

No hay comentarios:

A modo de justificación...

Recomedamos también
El presente blog pretende ser un compendio de los artículos, y publicaciones recogidos en los medios de comunicación (escritos y audiovisuales), principalmente de España, para el estudio de la Historia del Arte. Aspira a ser una guía complementaria para su conocimiento y una referencia para la reflexión y análisis del mundo que nos rodea para difundir la defensa del patrimonio a futuras generaciones. Tuvo su origen a comienzos de junio de 2007, como blog de aula en la materia de Historia del Arte, para la modalidad de Humanidades y Ciencias Sociales de 2º de Bachillerato en el I.E.S. Carbula de Almodóvar del Río (Córdoba). Pero la idea fue creciendo y adquiriendo una dimensión inesperada. Ahora, en un nuevo destino profesional deseamos continuar la experiencia, manteniendo la identidad, para poder alcanzar a nuestros alumnos, en su forzado contacto con la materia, y con el público en general, para que profundice en los entresijos de un aspecto de la civilización de gran calado.