La Fundación Dalí incorpora un autorretrato inédito gracias a un intercambio de obras

La Fundación Gala-Salvador Dalí ha presentado un autorretrato inédito del artista como resultado de un intercambio con una colección privada y que ha incorporado a la exposición temporal de autorretratos de Dalí, inaugurada el pasado mes de octubre en el Teatro-Museo de Figueras. El lienzo, titulado 'Autorretrato desplegándose en tres' o 'Arlequín', es una pieza del año 1926 de influencia 'picassiana' y se podrá ver en el Teatro-Museo Dalí hasta finales de este verano. En el reverso del óleo se encuentra un cuadro pintado por Dalí en 1923 denominado 'Paisaje con olivos', una panorámica del entorno de Cadaqués, si bien esta pintura no podrá verse puesto que el cuadro se expondrá solamente por la parte del autorretrato.

Imagen de la obra 'Autorretrato desplegándose en tres'. (Foto: EFE)

"Dalí era muy egocéntrico, le gustaba mucho representarse a sí mismo", ha recordado en el presentación del cuadro el director del Teatro-Museo, Antoni Pitxot. Cuando Dalí visitó a Picasso en su estudio de París, en el año 1926, tuvo la oportunidad de ver muchos de sus cuadros, entre ellos uno donde se representaba una cabeza, y que le influyó en extremo pues ese año Dalí pintó una serie de autorretratos a base de cabezas cortadas desplegándose.

La pieza procede de una colección privada que la ha cedido temporalmente a la Fundación Dalí, y en su realización Dalí aprovechó el anverso de un paisaje pintado tres años antes en la parte rugosa del lienzo. "Nos interesaba porque enlaza con la exposición de tres autorretratos que nos ha dejado en préstamo el Museo de San Petersburgo y que ya se presentaron a finales de año", ha recordado la directora del Centro de Estudios Dalinianos, Montse Aguer.

La imagen desplegada con la que Dalí se representa a sí mismo con un juego de colores primarios ha sido objeto de distintas interpretaciones. Hay autores que defienden la teoría de que el representado no es Dalí, sino Federico García Lorca, por la similitud con una fotografía hallada de Lorca tomando el sol en la playa y con una gran sombra proyectada. "Con Dalí nunca se sabe, pero para mí está claro que la obra forma parte del conjunto de sus autorretratos", ha asegurado Pitxot, que ha opinado que la pieza está "cargada de contenido y conexiones históricas". Antoni Pitxot ha resaltado especialmente el único ojo con el que Dalí solía representarse y la insistente sombra negra que recorre la cara formando una de las orejas.

La pintura escondida detrás del autorretrato pertenece a un "Dalí más íntimo", según Pitxot. "Era habitual durante esta primera época que Dalí reutilizase sus cuadros. El maestro Núñez les había enseñado a aprovechar la parte no preparada del lienzo porque absorbía mejor los colores, según decía", ha comentado Pitxot. "La Fundación posee una obra semejante que se colocará al lado de este lienzo para la exposición", ha avanzado Montse Aguer. El nuevo lienzo presenta también trazos comunes con otras obras como 'Naturaleza muerta al claro de luna', 'Maniquí de Barcelona' o 'Dos figuras', entre otras. En estas obras se hallan motivos iconográficos parecidos como el rostro desplegable, ojos que se convierten en un solo ojo o cabezas cortadas sobre una sombra negra.

La incorporación temporal de este nuevo óleo se ha podido materializar gracias a la política de intercambio de obras que la Fundación Dalí empezó el año pasado entre museos y colecciones privadas.

Comentarios