miércoles, 9 de enero de 2008

Nueva pintura gótica al Museo Nacional de Arte de Cataluña


El ministro de Cultura, César Antonio Molina, ha entregado al Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) una pintura gótica del siglo XV por la que se han pagado 330.000 euros y que otorgará un valor singular a la colección ya que se trata de una pieza única en España de la escuela de Girona. El acto, que se ha celebrado en el MNAC, ha contado con la asistencia del secretario general de Cultura de la Generalitat de Cataluña, Lluís Noguera; del delegado de Cultura del Ayuntamiento de Barcelona, Jordi Martí, y de Narcís Serra y María Teresa Ocaña, presidente y directora del Museo, respectivamente.

Se trata de una pintura gótica al temple sobre tabla, fechada entre los años 1440 y 1450, de la mencionada escuela de Girona y donde se representa la escena del Calvario de Cristo. La nueva pintura, de 96 x 77 cm, del MNAC procede de un antiguo retablo desmembrado y se debe relacionar con el grupo de obras atribuidas a los pintores Joan Antigó y Honorat Borrassà, que trabajaron en Girona. La obra del Calvario es de gran calidad en relación con los estándares catalanes de la época, y presenta un muy buen estado de conservación. La relevancia histórico-artístico de esta tabla le garantiza un lugar destacado en la exposición permanente del Museo Nacional de Arte de Cataluña. Su incorporación al MNAC también permitirá un exhaustivo estudio material, técnico y estilístico de la tabla y su examen comparativo con otras obras pertenecientes al mismo ámbito y período, de las que se han conservado escasos ejemplares de esta escuela. De hecho, se conocen otros cinco fragmentos de menor tamaño, pintados por el mismo maestro, que podrían proceder de la predela o banco del mismo retablo y que forman parte de colecciones que se encuentran fuera de España, entre ellos una Virgen que se exhibe en el Metropolitan Museum of Art de Nueva York. La tabla, que formará parte de la colección permanente del museo, perteneció a propietarios privados hasta que a mediados de la década de los 90 fue adquirida en Londres y trasladada a España, y en 1998 la Generalitat la incluyó en el catálogo del patrimonio cultural catalán. Como otras obras de este grupo, el Calvario ilustra la gran calidad y originalidad de la pintura gerundense del gótico internacional.

Tras presentar en un acto público la nueva adquisición, César Antonio Molina ha avanzado que en breve el ministerio que dirige estará en condiciones de anunciar otra "noticia en el mismo sentido", aunque no ha querido precisar más. El delegado de Cultura del Ayuntamiento de Barcelona, Jordi Martí, ha destacado, por su parte, que adquisiciones en obras de arte como la de hoy contrastan con "El calvario" que Cataluña vivió, a su juicio, en la legislatura anterior, del PP, para conseguir financiación. El presidente del patronato del MNAC, Narcís Serra, ha puesto también la última adquisición como ejemplo de la "eficiencia" de la colaboración entre el ministerio y el museo, y ha subrayado que, tras años en que la prioridad se ha centrado en la construcción de instalaciones, debe ponerse ahora atención en la ampliación y mejora de las colecciones de arte.

Fuentes:

No hay comentarios:

A modo de justificación...

Recomedamos también
El presente blog pretende ser un compendio de los artículos, y publicaciones recogidos en los medios de comunicación (escritos y audiovisuales), principalmente de España, para el estudio de la Historia del Arte. Aspira a ser una guía complementaria para su conocimiento y una referencia para la reflexión y análisis del mundo que nos rodea para difundir la defensa del patrimonio a futuras generaciones. Tuvo su origen a comienzos de junio de 2007, como blog de aula en la materia de Historia del Arte, para la modalidad de Humanidades y Ciencias Sociales de 2º de Bachillerato en el I.E.S. Carbula de Almodóvar del Río (Córdoba). Pero la idea fue creciendo y adquiriendo una dimensión inesperada. Ahora, en un nuevo destino profesional deseamos continuar la experiencia, manteniendo la identidad, para poder alcanzar a nuestros alumnos, en su forzado contacto con la materia, y con el público en general, para que profundice en los entresijos de un aspecto de la civilización de gran calado.