El Dalí verdadero se defiende

«El contenido de "Dalí y yo. Una historia surrealista" no merece la más mínima credibilidad». Así de contundentes se han mostrado desde la Fundación Gala-Salvador Dalí de Cadaqués en un comunicado de prensa, acerca del libro que el ex marchante de arte Stan Lauryssens acaba de publicar, y en el que se recogen escándalos, relatos y rumores de la exagerada vida de Salvador Dalí.

Una fotografía del pintor, expuesta el año pasado en Londres. Reuters

El contenido del libro ha levantado ampollas. Tanto desde la Fundación, como desde el entorno del pintor, en Cadaqués, se han mostrado indignados con los datos «falsos» que se vierten en el texto. Desde la Fundación Gala-Salvador Dalí, aseguran que la evidencia de «las falsedades en que incurre no pueden entenderse más que como una campaña que busca la promoción de dicho libro y del proyecto cinematográfico, que se pretende realizar con total ausencia del más mínimo rigor histórico, artístico y ético». Y añaden que la fiabilidad que tiene Stan Lauryssens es nula.

Acciones legales

Además, la Fundación ha manifestado su defensa y protección del legado cultural de Salvador Dalí y han adelantado que se ejercitarán las acciones legales que correspondan para salvaguardar la imagen del pintor catalán. «Nos parece lamentable que la persona y la obra de Dalí se vean tan injustamente maltratadas, y que un personaje de las características del Sr. Lauryssens se permita atentar contra un patrimonio cultural con afirmaciones difamatorias y con absoluta falta de coherencia y seriedad», declaran.

En cuanto a la película que se pretende realizar, con el libro de Lauryssens como apoyo documental, la Fundación reitera su oposición al proyecto. Aseguran que la Fundación valoró en su día el guión y manifestó, tanto a la productora como al director, su desacuerdo en torno a los contenidos puesto que, en su opinión, no reflejan la realidad. «Se basan en un cúmulo de falsedades, que no son compatibles con el mínimo respeto exigible a la memoria y a la herencia artística de Salvador Dalí», apuntan. Y advierten que no cederán ningún derecho para que este proyecto se lleve a cabo. «La viabilidad de este proyecto cinematográfico estaría como mínimo en entredicho», aseguran desde la Fundación.

La indignación no se limita a la Fundación del artista catalán en Cadaqués. El entorno del artista en el pueblo gerundense ha manifestado su desacuerdo acerca de las afirmaciones que se recogen en el libro. Pere Vehi, comisario del año de Dalí (en 2004) en Cadaqués y propietario del Bar Boia, local frecuentado por el pintor para celebrar reuniones y que también aparece en el libro, asegura que la gente que conoció al pintor está indignada. «Lo poco que hemos leído es verdaderamente penoso», opina.

Vehi nació en Cadaqués y vivió cerca del entorno de Salvador Dalí. «He conocido a todos los trabajadores y colaboradores del pintor -explica-. En Cadaqués nadie conoce a Stan Lauryssens. He preguntado a pescadores, trabajadores que aún están vivos y nadie sabe quién es este señor. Su credibilidad es cero». Vehi se refiere al libro como «aberrante» y «flagrante», y asegura que debería haberse titulado «Mis falsas memorias con Salvador Dalí», en lugar de «Dalí y yo. Una historia surrealista». «Y tedría que venderse en las secciones de ciencia-ficción», añade.

«No es raro que salgan libros así, lo tremendo es que se le esté dando esta publicidad gratuita», subraya Vehi. Y augura que no sólo la fundación emprenderá acciones legales, «sino mucha gente más», que aparece en el libro.

Irene G. Vara, El Dalí verdadero se defiende, ABC, 10 de junio de 2008

Comentarios

Lucía Barón ha dicho que…
Cobro por pieza, sabes?

Irene G. Vara