jueves, 1 de octubre de 2009

La crisis, como un toro furioso

Un gran toro propulsado por sus ventosidades estampando contra la pared a un hombre que representa al otrora multimillonario inversor Bernard Madoff es la representación que hace el artista chino Chen Wenling sobre la crisis financiera internacional. La obra, titulada What you see might not be true (Lo que ves puede que no sea cierto), se puede ver en una galería de Pekín.

La representación de Wenling titulada 'Lo que ves puede que no sea cierto'.- AFP

El toro, brillante y fuerte, similar al que está instalado en la entrada de Wall Street y que recuerda, y mucho, al logo del desaparecido Lehman Brothers, simboliza el sistema financiero, explica Wenling. No obstante, a pesar de su aspecto, su salud no es tan buena como parece y sufre de flatulencias, sus propias turbulencias financieras.

La víctima del animal es una figura humana aplastada contra la pared y coronada con un par de cuernos. El cazador cazado es, para el autor, Bernard Madoff, el inversor actualmente en prisión acusado de la mayor estafa en la historia de Wall Street y valorada en 50.000 millones de dólares.

La crisis, como un toro furioso, EL PAÍS, 1 de octubre de 2009

No hay comentarios:

A modo de justificación...

Recomedamos también
El presente blog pretende ser un compendio de los artículos, y publicaciones recogidos en los medios de comunicación (escritos y audiovisuales), principalmente de España, para el estudio de la Historia del Arte. Aspira a ser una guía complementaria para su conocimiento y una referencia para la reflexión y análisis del mundo que nos rodea para difundir la defensa del patrimonio a futuras generaciones. Tuvo su origen a comienzos de junio de 2007, como blog de aula en la materia de Historia del Arte, para la modalidad de Humanidades y Ciencias Sociales de 2º de Bachillerato en el I.E.S. Carbula de Almodóvar del Río (Córdoba). Pero la idea fue creciendo y adquiriendo una dimensión inesperada. Ahora, en un nuevo destino profesional deseamos continuar la experiencia, manteniendo la identidad, para poder alcanzar a nuestros alumnos, en su forzado contacto con la materia, y con el público en general, para que profundice en los entresijos de un aspecto de la civilización de gran calado.