Rodchenko fotógrafo, la revolución en el ojo

A partir del viernes, tendremos a Rodchenko por partida doble en Madrid. A la exposición del Reina Sofía, en la que comparte cartel con Popova, se suma otra en solitario centrada en su labor como fotógrafo, a la que dedicó tres décadas de su vida. Será la Fundación Canal la que cuelgue en sus salas 125 instantáneas del artista ruso, realizadas entre 1920 y 1940, procedentes del Museo Nicéphore Niépce (Francia). La mayoría son vintages.

«Escalera de socorro» (1925) / ALEKSANDR RODCHENKO /VEGAP

La mirada de Rodchenko fue tan revolucionaria como sus ideas políticas. En especial, destacan sus movimientos de cámara «desde el ombligo a los ojos». Fotografió de arriba a abajo, y de abajo a arriba, logrando perspectivas inéditas hasta entonces. Sus contrapicados, sus escorzos imposibles, hacen que nada sea lo que parece. Así, la «Escalera de socorro» (1925), en la que se autorretrata, parece más bien los raíles de un tren tomados desde una vista cenital. «Cuando yo muestro un árbol fotografiado de abajo hacia arriba -explica el propio Rodchenko-, que resulta similar a un objeto industrial, a una chimenea, estoy produciendo una revolución en el ojo del pequeño burgués y del viejo amante del paisaje».

Junto a sus ingeniosos juegos de perspectivas, en los que adquirió una gran maestría, se muestran sus retratos. Espléndida, la galería de imágenes que dedica a su amigo Vladimir Maiakovsky en 1924. Parece más un boxeador que un poeta. Creía Rodchenko que una sola foto no bastaba para captar el alma del retratado; por eso repetía siempre varias tomas. Además, la muestra incluye sus fotografías de deporte, de edificios, de niños (resulta genial su célebre «Pionero trompetista»), sus fotomontajes para ilustrar libros y periódicos... La exposición viajará después a la Fundación Beyeler en Basilea.

Natividad Pulido, Madrid: Rodchenko fotógrafo, la revolución en el ojo, ABC, 21 de octubre de 2009

Comentarios