viernes, 11 de diciembre de 2009

¿Romero de Torres ya no vende?

La Sala Retiro Caja Madrid ha presentado en su subasta de otoño, el día 10 de diciembre, dos óleos de Julio Romero de Torres, Pastora Imperio y un Retrato de Elena Pardo, que estaba un precio de salida de 380.000 y 120.000 euros respectivamente. El director de la sala, José Pedro Bailén, auguraba un elevado interés por estas piezas que tienen un "atractivo" precio de salida, en comparación con los recientes remates obtenidos por piezas similares a nivel internacional, "cuyos precios han superado el millón de euros". No obstante, ninguno de los dos cuadros fueron vendidos.

'Pastora Imperio', de Julio Romero de Torres.

Julio Romero de Torres retrató en varias ocasiones a Pastora Rojas Monje, Pastora Imperio, una de las cantantes, bailaoras y actrices más carismáticas de su tiempo. La pintó en cuatro ocasiones. Antes de 1912, en plena juventud de la artista, la retrató con traje azul marino, peineta y mantilla. Más tarde la pintó a tamaño natural, de cuerpo entero, engalanada con un capote de torero que hacía de traje, pintura que utilizó para el cartel de la Feria de 1912 cambiándole la cara. Esa misma imagen ofrece el monumental lienzo La consagración de la copla, que adquirió la empresa cordobesa Prasa, donde aparece junto al torero Machaquito vestido de luces. Por último, ya en la madurez le hizo el retrato que ha salido a subasta. En este retrato, firmado y realizado en 1922, presenta a la artista como una hermosa y altiva reina gitana, vestida con traje de lunares y mantilla granadina. La mujer aparece sentada en una repisa de piedra, sobre un fondo neutro sin apenas referencias anecdóticas, lo que hace resaltar más la personalidad de la retratada y refuerza la intensidad de la expresión de sus ojos verdes, que el pintor supo captar en toda su fuerza expresiva. Este retrato, de óleo y temple sobre lienzo de 95 x 110 centímetros, se expuso en la Galería Whitcomb de Buenos Aires, en la exposición monográfica de Julio Romero de Torres en 1922.

El Retrato de Elena Pardo es un óleo y temple de 60 x 50 centímetros. Junto con el óleo se adjunta un certificado de autenticidad firmado por Mercedes Valverde Candil, directora del Museo Julio Romero de Torres, emitido en 2004. Valverde identifica esta obra cono uno de los retratos que Romero de Torres realizó a Elena Pardo, vicetiple del Teatro Romea de Madrid y una de las modelos más representadas por el pintor en la década de los años 20. En esta ocasión, Romero de Torres la vistió para el lienzo con un traje rojo, sombrero cordobés y uniendo las manos. Al dorso del bastidor hay una inscripción manuscrita: La niña de la peineta y el lienzo: Del barrio de los toreros. Julio Romero de Torres. Pintado al temple y al óleo. Esta actriz también es protagonista de los cuadros de Romero de Torres que están en el museo del pintor En la Ribera , Mariluz y Humo y azar , este último utilizado por el cantante Luis Eduardo Aute como portada de uno de sus discos.

E. Press / Madrid: La Sala Retiro Caja Madrid subasta dos óleos de Romero de Torres, El Día de Córdoba, 28 de noviembre de 2009
Europa Press, Dos pinturas de Julio Romero de Torres salen hoy a subasta, Diario Córdoba, 10 de diciembre de 2009
Carmen Lozan, Desierta la puja por los óleos de Romero de Torres, Diario Córdoba, 11 de diciembre de 2009

No hay comentarios:

A modo de justificación...

Recomedamos también
El presente blog pretende ser un compendio de los artículos, y publicaciones recogidos en los medios de comunicación (escritos y audiovisuales), principalmente de España, para el estudio de la Historia del Arte. Aspira a ser una guía complementaria para su conocimiento y una referencia para la reflexión y análisis del mundo que nos rodea para difundir la defensa del patrimonio a futuras generaciones. Tuvo su origen a comienzos de junio de 2007, como blog de aula en la materia de Historia del Arte, para la modalidad de Humanidades y Ciencias Sociales de 2º de Bachillerato en el I.E.S. Carbula de Almodóvar del Río (Córdoba). Pero la idea fue creciendo y adquiriendo una dimensión inesperada. Ahora, en un nuevo destino profesional deseamos continuar la experiencia, manteniendo la identidad, para poder alcanzar a nuestros alumnos, en su forzado contacto con la materia, y con el público en general, para que profundice en los entresijos de un aspecto de la civilización de gran calado.