jueves, 28 de octubre de 2010

Descubren nuevos datos sobre un Felipe IV de Velázquez

En 2009, la Frick Collection de Nueva York envió al Metropolitan Museum of Art, para ser restaurado, un retrato del Rey Felipe IV de España con uniforme militar realizado por Velázquez en 1644. El trabajo de limpieza llevado a cabo por su conservador jefe, Michael Gallagher, ha descubierto algunos detalles interesantes que habían quedado ocultos por las capas de barniz y cera que oscurecían la imagen.

Paralelamente, mientras la pintura era sometida al tratamiento de conservación, el ex comisario del museo, Pablo Pérez d'Ors, comenzó a investigar su historia. En 1644, Felipe IV viajó a la localidad de Fraga para sofocar una rebelión. Anticipándose a la inminente toma de la cercana fortaleza de Lérida, Felipe IV encargó a Velázquez un victorioso retrato militar. La pintura sirvió para sustituir al rey –que debió permanecer en Cataluña– durante los actos de celebración de la victoria, en Madrid.

Aunque los detalles sobre el encargo de la obra a Velázquez estaban ya anteriormente bien documentados, la evidente falta de arrogancia que normalmente acompaña a los retratos de victoria militar seguía intrigando a los expertos. Pero la reciente investigación de Pablo Pérez d'Ors descubrió el hasta ahora desconocido sermón que acompañó a la presentación en público del retrato en la Iglesia de San Martín de Madrid, en el que se describía a Felipe IV no como un victorioso rey, sino como un indulgente padre cuya victoria era el resultado de un derecho divino, comparando a los rebeldes catalanes con ángeles caídos.

Por otra parte, la restauración de la imagen ha aportado también nuevos datos sobre la técnica utilizada por Velázquez. Las crónicas de la época ya indicaban que el cuadro fue pintado en un estudio improvisado a pocos kilómetros de la primera línea de batalla y que se realizó en tan sólo tres sesiones. Ahora, gracias al tratamiento de limpieza, puede verse claramente la velocidad y el virtuosismo con que está pintado, e incluso los cambios que hace Velázquez para crear una imagen más dinámica. En concreto, el brocado de plata brillante que cubre la capa púrpura del rey está ejecutado de una forma sorprendentemente libre y espontánea, algo casi sin precedentes en la producción del pintor, que ahora se ha podido apreciar mejor.

El cuadro de Velázquez Rey Felipe IV de España es el protagonista de la exposición El Rey en la guerra: retrato de Velázquez de Felipe IV que se celebra en la Frick Collection de Nueva York hasta el 23 de enero de 2011. El mismo museo está exhibiendo también, desde el pasado 5 de octubre, otra muestra de arte español, A la manera española: Dibujos desde Ribera a Goya. La antigua mansión de Henry Clay Frick es una de las pequeñas colecciones de arte más interesantes de Nueva York. El magnate de la metalurgia se trasladó a la ciudad en 1913 y se hizo construir una casa que, tras su muerte, fue restaurada para acondicionarla como museo. Cuenta con 16 galerías y entre sus piezas más destacables están San Juan Evangelista de Piero della Francesca, así como tres cuadros de Johannes Vermeer.

Magín de Cos, Descubren nuevos datos sobre un Felipe IV de Velázquez, hoyesarte.com, 28 de octubre de 2010

A modo de justificación...

Recomedamos también
El presente blog pretende ser un compendio de los artículos, y publicaciones recogidos en los medios de comunicación (escritos y audiovisuales), principalmente de España, para el estudio de la Historia del Arte. Aspira a ser una guía complementaria para su conocimiento y una referencia para la reflexión y análisis del mundo que nos rodea para difundir la defensa del patrimonio a futuras generaciones. Tuvo su origen a comienzos de junio de 2007, como blog de aula en la materia de Historia del Arte, para la modalidad de Humanidades y Ciencias Sociales de 2º de Bachillerato en el I.E.S. Carbula de Almodóvar del Río (Córdoba). Pero la idea fue creciendo y adquiriendo una dimensión inesperada. Ahora, en un nuevo destino profesional deseamos continuar la experiencia, manteniendo la identidad, para poder alcanzar a nuestros alumnos, en su forzado contacto con la materia, y con el público en general, para que profundice en los entresijos de un aspecto de la civilización de gran calado.