sábado, 8 de enero de 2011

Egipto cerrará la tumba de Tutankamon y abrirá el «Valle de las Réplicas» en Luxor

El Consejo Supremo de Antigüedades clausurará varias tumbas más ante el riesgo de deterioro por el aluvión de turistas

Zahi Hawass, en el centro, con varios colaboradores, en la tumba de Tutankamon. POOL

Zahi Hawass, secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades, lo tiene claro. «Estas tumbas se destruirán totalmente dentro de 200 años debido a la respiración de los turistas que las visitan», dijo recientemente en una entrevista a Efe acerca del estado de conservación de los yacimientos de Luxor.

Estos incluyen los sepulcros excavados de Seti I y Nefertari (padre y esposa de Ramsés II), además de la célebre tumba de Tutankamon. El reciente anuncio del cierre al público de estas tumbas señala la nueva dirección hacia la que se encaminan los gestores del legado egipcio. «La única manera de proteger estas antigüedades es cerrarlas y hacer réplicas de ellas que podrán visitar los turistas», dijo Hawass, que ha anunciado la creación de un «Valle de las Réplicas» que estará terminado en los próximos meses.

Otros egiptólogos observan al secretario general con escepticismo. Basaam El Shamaa reconoció que la humedad causada por la respiración y el sudor de los turistas afectan negativamente a las pinturas. Sin embargo, El Shamaa propone encauzar el flujo de turistas hacia tumbas menos conocidas en lugar de recurrir al facsímil.

Para justificar su postura, Hawass se ha referido en el pasado al ejemplo de la cueva francesa de Lascaux, cuyos responsables abrieron en 1983 una réplica llamada Lascaux II. Esta estrategia, reproducir fielmente el interior, la textura y los colores de la cueva original a través de curvas isométricas, fotografías y materiales colorantes, fue utilizada también para la Neocueva de Altamira.

La casa de Howard Carter



También ha sido revelado el emplazamiento del futuro «Valle de las Replicas». De acuerdo con el secretario general del Consejo Supremo, estará situado cerca de la casa original de Howard Carter, el arqueólogo inglés que en 1922 excavó la tumba de Tutankamon. La casa, que actualmente es también un museo, se encuentra próxima al Valle de los Reyes, en Luxor. Allí se ubicarán las réplicas de estas tres tumbas junto a lo que Hawass no quiere cerca de las originales: turistas, camellos, vendedores de souvenirs y vehículos. Los afortunados que en el futuro logren acceder a las tumbas originales deberán hacerlo a pie o en coche eléctrico.

Una solución intermedia

José Manuel Galán, responsable del proyecto Djehuty y del proyecto de catalogación en Deir el-Medina en Egipto, pasea por las calles de El Cairo mientras valora —telefónicamente— para ABC la decisión de cerrar algunas de las tumbas más importantes de Egipto. Algo que no pilla de sorpresa al egiptólogo español. «La tumba de Nefertari ya está cerrada hace tiempo y la de Seti I también. La única de las que menciona Hawass abierta hoy a los turistas es la de Tutankamón. Es una idea que el Consejo Supremo de Antigüedades llevaba barajado un tiempo. Es algo similar a lo de Altamira, y a la réplica lograda con un escaneo láser de la cámara funeraria de Tutmosis III que visitó Madrid hace unos años», explica.

Para Galán, este tipo de medidas —cerrar los originales y mostrar copias en su lugar— pueden ser «discutibles». «Hay algunas personas más radicales que opinan que para conservar el monumento es preciso cerrarlo a cal y canto; y otros que opinan que no, que los monumentos están para verlos. Tal vez, la solución se encuentre en un término medio, en limitar la entrada y controlar las condiciones medioambientales y el número de visitantes», reflexiona Galán, mientras admite que es impresionante cómo las antigüedades en Egipto se conservan «extraordinariamente bien». Y las tumbas no son una excepción. «A pesar de ser visitadas por miles de turistas, que transpiran y aportan humedad, se conservan bastante bien, al menos aparentemente». Sin embargo, la decisión de cerrarlas ahora nace con la intención de preservarlas en un futuro. «Si queremos que estén bien dentro de 200 años hay que tomar medidas». Galán reconoce que hace tiempo que se viene trabajando en estas réplicas. «Tras hacer la de Tutmosis III, se empezó a hacer la tumba de Seti I, pero como Hawass empezó a excavar allí, el equipo que estaba escaneando se pasó a la de Tutankamon, pero no sabía que los trabajos iban tan rápidos». Una medida que no había trascendido hasta ahora. «Estas decisiones son políticas y la mayor parte de los egiptólogos no entramos en ellas, ni conocemos los proyectos hasta que se anuncian». Para Galán la creación del «Valle de las Réplicas» puede ser una solución óptima «si se combina con la posibilidad de ver algunas tumbas originales».

Historia y turismo

Desde el Consejo Supremo de Antigüedades egipcio esperan que, al igual que ocurrió con la cueva de Lascaux, el turismo no descienda. Luxor es, junto al Cairo y Asuán, una de las tres patas que sostienen el taburete del turismo arqueológico en Egipto. «Proteger la historia es mucho más importante que el turismo», dice Hawass como si en Egipto la historia y el turismo pudiesen caminar sin ir de la mano.

Cómo afectará al turismo el cierre de las tumbas más icónicas de Luxor y su reemplazo por un parque temático de réplicas es el gran interrogante. El turismo aportó 8.930 millones de euros a las arcas egipcias en 2009. Sin embargo, el reciente ataque terrorista —atribuido a seguidores de Al-Qaeda— a la iglesia de los Dos Santos de Alejandría hace prever una disminución en el número de visitantes, como sucedió tras los ataques terroristas de 2005. A este desafortunado suceso se unen, además, la crisis económica imperante y una reciente plaga de tiburones en los turísticos balnearios de Sharm-El-Sheik.

Quizá para contrarrestar todo esto, además del proyecto del «Valle de las Réplicas», Hawass anunció esta semana que durante 2011 desvelaría dos misterios que le había llevado años resolver. Qué hay detrás de las puertas secretas de la Gran Pirámide de Giza y dónde está la tumba de Cleopatra (y Marco Antonio). Y no menos ambicioso es el proyecto de excavación de la tumba KV64 en el Valle de los Reyes. Hawass, en declaraciones al Discovery Channel, apuntó a que esta tumba podría pertenecer a Ankhesenamun, reina y esposa del citado Tutankhamon. Y es que cuando una puerta se cierra, otra se abre. O en su defecto, se abre una réplica.

A modo de justificación...

Recomedamos también
El presente blog pretende ser un compendio de los artículos, y publicaciones recogidos en los medios de comunicación (escritos y audiovisuales), principalmente de España, para el estudio de la Historia del Arte. Aspira a ser una guía complementaria para su conocimiento y una referencia para la reflexión y análisis del mundo que nos rodea para difundir la defensa del patrimonio a futuras generaciones. Tuvo su origen a comienzos de junio de 2007, como blog de aula en la materia de Historia del Arte, para la modalidad de Humanidades y Ciencias Sociales de 2º de Bachillerato en el I.E.S. Carbula de Almodóvar del Río (Córdoba). Pero la idea fue creciendo y adquiriendo una dimensión inesperada. Ahora, en un nuevo destino profesional deseamos continuar la experiencia, manteniendo la identidad, para poder alcanzar a nuestros alumnos, en su forzado contacto con la materia, y con el público en general, para que profundice en los entresijos de un aspecto de la civilización de gran calado.