lunes, 18 de abril de 2011

Diez siglos de la Iglesia Ortodoxa rusa

Icono de Nuestra Señora de Iveron, Moscú, Rusia, 1690-1700. Retablo en madera, oro y plata con incrustaciones de diamantes, esmeraldas y rubíes.- La sede del Ermitage en Ámsterdam presenta una selección de las antiguas tradiciones místicas y artísticas rusas

La exposición Esplendor y Gloria ofrecerá a partir del próximo 19 de marzo hasta el 16 de septiembre, en la sede del Ermitage en Ámsterdam, una mirada a las antiguas tradiciones místicas y artísticas de la Iglesia Ortodoxa rusa a través de una muestra de más de 300 piezas.

El gran duque Vladimir adoptó oficialmente el cristianismo como religión de Estado en 988. Desde aquel momento, la fe ortodoxa se expandió por todo el país. Varios temas recorren la exposición: el origen y la tradición bizantina, las festividades religiosas que culminan en la Pascua, y los zares y su iglesia "familiar".

Los iconos, originarios de Kiev, o las ventanas a la eternidad, porque simbolizan una entrada al cielo. Los fragmentos de frescos, trajes, pinturas, libros históricos y atributos de oro y plata del culto cristiano. Tesoros religioso de los siglos XV al XVII cuando Moscú era el centro eclesiástico y artístico. Solo competido por el arte de la iglesias de San Petersburgo. Entre 1703 y 1917 la ciudad fue el núcleo religioso del país durante el reinado de los zares.

Año dual: España-Rusia

El pasado 25 de febrero se inauguró en El Ermitage de San Petersburgo este año de intercambio cultural con la visita de los Reyes de España, embajadores de las 66 obras del Museo del Prado que se podrán contemplar en el ruso. Un recorrido por las colecciones reales del Prado de los siglos XV al XIX.

A finales de año será el Prado el que presentará los Tesoros del Ermitage (8 de noviembre de 2011 - 26 de marzo de 2012) a través de 170 obras -incluidas piezas arqueológicas, objetos de artes decorativas, pinturas, esculturas y dibujos- del museo ruso que mostrarán la variedad y amplitud de sus colecciones desde el siglo V a.C. hasta el siglo XX.

Otro de los intercambios es la exposición Ermitage. Tesoros de la arqueología rusa en el MARQ, en el Museo Arqueológico de Alicante. La muestra es el resultado de la colaboración del museo alicantino con el Ermitage.

cono de la Asamblea de la Santa Madre de Dios, Russia, San Petersburgo, Mikhail Funtusov, 1755. Témpera sobre madera.-Caliz, Moscú Tsardom. Siglo XVII, madera (Karelian birch).-
Icono de Nuestra Señora de Don, región del Volga, finales del siglo XVI, principios del XVII.-Huevo de pascua con pintura de San Alexander Nevsky, Rusia, San Petersburgo, Imperial Glassworks, 1880—1900. Cristal con pintura de sobre vidro policromado y grabado en oro.-
Icono de San Theodore Stratelates y San Theodore de Tyre, Antigua Rusia, Novgorod, siglo XV.-Tabernáculo de plata, Rusia, San Petersburgo, 1827.-
Vasija de huevos de Pascua, Rusia, San Petersburgo. Fábrica de porcelana imperial, mitad del siglo XIX. Porcelana con dibujo sobre cristal pintado en oro.-Icono de San Máximo de Grecia, Rusia, Mstyora, siglo XIX.-

Diez siglos de la Iglesia Ortodoxa rusa, EL PAÍS, 15 de marzo de 2011

No hay comentarios:

A modo de justificación...

Recomedamos también
El presente blog pretende ser un compendio de los artículos, y publicaciones recogidos en los medios de comunicación (escritos y audiovisuales), principalmente de España, para el estudio de la Historia del Arte. Aspira a ser una guía complementaria para su conocimiento y una referencia para la reflexión y análisis del mundo que nos rodea para difundir la defensa del patrimonio a futuras generaciones. Tuvo su origen a comienzos de junio de 2007, como blog de aula en la materia de Historia del Arte, para la modalidad de Humanidades y Ciencias Sociales de 2º de Bachillerato en el I.E.S. Carbula de Almodóvar del Río (Córdoba). Pero la idea fue creciendo y adquiriendo una dimensión inesperada. Ahora, en un nuevo destino profesional deseamos continuar la experiencia, manteniendo la identidad, para poder alcanzar a nuestros alumnos, en su forzado contacto con la materia, y con el público en general, para que profundice en los entresijos de un aspecto de la civilización de gran calado.