martes, 10 de julio de 2012

Dudas entre los expertos sobre el hallazgo de Caravaggio

Basta nombrar a Caravaggio para que, como ocurre con las grandes estrellas, arrastre el interés de multitudes. Por eso, ha constituido un acontecimiento mundial la noticia del hallazgo de un centenar de diseños inéditos del genial Caravaggio encontrados dentro del fondo del pintor manierista milanés Simone Peterzano, fondo que se conserva en el Castello Sforzesco de Milán. A las pocas horas del anuncio, el descubrimiento suscitó dudas legítimas en la comunidad científica.


Dos historiadores del Arte, Maurizio Bernardelli y Adriana Conconi, desconocidos entre los expertos de Caravaggio, investigaron durante dos años entre la obra de del pintor Peterzano. A su taller, entre 1584 y 1588, habría llevado la madre de Caravaggio, Lucia Aratori, al inquieto adolescente, que entonces tenía 13 años, para que aprendiera el arte de la pintura. El anuncio del hallazgo no se produjo en el curso de un seminario de estudios con expertos, como es lo habitual, sino por medio de la agencia de noticias ANSA, y el trabajo se vende por Amazon en dos libros electrónicos.

La atribución del centenar de diseños a Michelangelo Merisi, conocido como Caravaggio, induce a la cautela y al escepticismo a muchos expertos, por varios motivos. Los diseños del citado fondo son conocidos y fueron examinados por ilustres estudiosos, que nunca han sugerido tal atribución. La historiadora de Arte Teresa Fiorio, que ha custodiado durante años el fondo, se muestra incrédula: «Estoy muy perpleja. Un investigador serio no hace un libro electrónico, sino que se dedica a estudiar los diseños y sus trabajos los publica en las sedes apropiadas. Al ser Peterzano el maestro de Caravaggio, todos los que han pasado para examinar su fondo se han preguntado: ¿Habrá alguna cosa del joven Caravaggio? Ninguno tuvo el atrevimiento de afirmar que encontró algo. No hay diseños que se puedan atribuir con seguridad a Caravaggio. No existen».

La misma perplejidad muestra la actual responsable del fondo, Francesca Rossi: «No conozco a esos dos investigadores. Hubo un contacto hace un año para pedir fotografías, pero en la sala de estudio no los he visto. Se trata de diseños genéricos, es imposible estar seguros. Sus hipótesis me parecen ambiciosas y poco presentables». Demoledor es también el juicio del historiador del arte y crítico del diario La Stampa, Marco Vallora: «Hay una generación de investigadores preocupados sobre todo en buscar la exclusiva a toda costa. Deja perplejos que al dar la noticia por agencia tuvieran listo un libro electrónico, en lugar de haberse confrontado antes con otros expertos. Además, ¿cómo se puede afirmar que valen 700 millones de euros, si no existen otros diseños de Caravaggio?». Por último, el director de los Museos Vaticanos, Antonio Paolucci, experto también en Caravaggio, se mostró ayer muy escéptico en un artículo publicado en L'Osservatore Romano: El hallazgo sería en realidad, en su opinión, «un episodio de puro optimismo inductivo».

Ángel Gómez Fuentes, Roma: Dudas entre los expertos sobre el hallazgo de Caravaggio, ABC, 9 de julio de 2012

No hay comentarios:

A modo de justificación...

Recomedamos también
El presente blog pretende ser un compendio de los artículos, y publicaciones recogidos en los medios de comunicación (escritos y audiovisuales), principalmente de España, para el estudio de la Historia del Arte. Aspira a ser una guía complementaria para su conocimiento y una referencia para la reflexión y análisis del mundo que nos rodea para difundir la defensa del patrimonio a futuras generaciones. Tuvo su origen a comienzos de junio de 2007, como blog de aula en la materia de Historia del Arte, para la modalidad de Humanidades y Ciencias Sociales de 2º de Bachillerato en el I.E.S. Carbula de Almodóvar del Río (Córdoba). Pero la idea fue creciendo y adquiriendo una dimensión inesperada. Ahora, en un nuevo destino profesional deseamos continuar la experiencia, manteniendo la identidad, para poder alcanzar a nuestros alumnos, en su forzado contacto con la materia, y con el público en general, para que profundice en los entresijos de un aspecto de la civilización de gran calado.