jueves, 27 de septiembre de 2012

La ciudad puede servir de escuela


Salga a la calle y abra los ojos. Más allá de dibujar las ciudades y, en consecuencia, la convivencia entre las personas, el urbanismo juega un papel decisivo como escuela para ciudadanos de todas las edades.

Vista del nuevo puerto de Malpica
Vista del nuevo puerto de Malpica
No se tarda nada en averiguar si en un vecindario tienen prioridad las personas o los coches. Cuesta poco más comprobar si los barrios están pensados para que la gente pasee, consuma o pueda elegir entre otras opciones. Las calles revelan si están diseñadas para que pasemos de largo o para acogernos. Hay lugares que fomentan la convivencia entre ancianos y niños y zonas de las que estos han desaparecido, recluidos en el jardín privado de una urbanización (uno de los modelos de vivienda más populares en la España de los últimos años y una lacra que rompe el tejido urbano llenando de islas —o guetos— las ciudades).

Pero en la ciudad no todo se divide entre buenos y malos. Los hay mejores. Existe un urbanismo que no se contenta con facilitar nuestra vida y se arroga el difícil papel de enseñarnos a vivir mejor. Es el caso de algunos proyectos españoles recientes que reflejan el convencimiento de que la educación y la libertad de los ciudadanos están por encima de cualquier miedo. Porque eso reflejan nuestras ciudades: el miedo de los ciudadanos a que a sus hijos les pase algo y el miedo de arquitectos y Consistorios a ser denunciados por la rotura de un tacón en la calle. Tener miedo es humano, pero no inevitable. ¿Son las rejas y los muros la mejor manera de acabar con él?

Algunos arquitectos, como Creus e Carrasco en Galicia, Pereda y Pérez en Pamplona o Vora Arquitectura en Barcelona, parecen pensar que no. Esa idea la comparten muchos ciudadanos, como los habitantes del pueblo pesquero de Malpica, en A Coruña, que se pasean por el puerto sin sentirse encarcelados. Paradójicamente, en la posibilidad de que quien no pasee con un mínimo de cuidado caiga al mar no encuentran desprotección sino protección. Sienten su libertad, su inteligencia, su responsabilidad y su capacidad de decisión protegidas. Y es que las barreras que han ido invadiendo nuestras ciudades hasta enjaular nuestra existencia generan una sociedad descuidada, infantil e irresponsable.

La plaza de Vilafranca del Penedés, del estudio Vora Arquitectura
La plaza de Vilafranca del Penedés, del estudio Vora Arquitectura
Creus e Carrasco, que no quisieron enjaular el único paseo de Malpica, idearon losas prefabricadas de hormigón que se pliegan al llegar al borde del agua para avisar a despistados de que, de seguir caminando por ahí, acabarán mojados. De esta manera, dificultando el acceso pero no sacrificando las vistas, los arquitectos no solo han arreglado el paseo por el puerto, también advierten a los transeúntes de que no todos los peligros pueden avisarse con señales triangulares y les invitan a pensar en todo lo que se pierde tapiando peligros con murallas

Entretanto, en Vilafranca del Penedés, el estudio Vora Arquitectura abrió el paseo del pueblo cerrándolo con las copas de los árboles y agujereándolo para que los alcorques de los árboles pudieran convertirse en arenales. Así, la Rambla de Sant Francesc no es solo un lugar de paso, es también distracción para quien se sienta a ver pasar la gente mientras el niño se distrae con la arena.

El urbanismo cívico baraja todas las escalas, la de ese alcorque y las de la política. En Pamplona, Carlos Pereda y Óscar Pérez levantaron la pasarela Labrit, que se suma al Paseo de Ronda y busca unir peatonalmente la ciudad. Ofrece acceso a los peatones por encima de capas de historia y edificios. Y lo hace dando una lección de urbanidad, sin alterar la huella de los antiguos monumentos, solucionando con decisión el acceso de los paseantes y añadiéndose con valor artístico a la suma de capas que es una ciudad.
Uno puede pasear y, sin darse cuenta, ir a clase. Hoy, cuando parece que solo desde la calle se podría subir el nivel de la política, también la arquitectura encuentra allí su mayor reto. La calle debe volver a ser escuela para ciudadanos, para arquitectos y para los políticos que sientan más preocupación por lo que allí sucede que por su futuro puesto en el consejo de administración de un banco.

Anatxu Zabalbeascoa, Madrid: La ciudad puede servir de escuela, EL PAÍS, 25 de septiembre de 2012

lunes, 17 de septiembre de 2012

El claustro de Palamós podría haber aprovechado restos de la Catedral Vieja de Salamanca

Un grupo de expertos -canteros, historiadores, escultores y aparejadores- han vinculado el origen delclaustro de Palamós con restos románicos de la Catedral Vieja en la ciudad de Salamanca, en un trabajo de investigación que están realizando. El estudio, al que ha tenido acceso Efe y a cuyo frente está el aparejador e historiador Jesús Maldonado, sugiere que el claustro de Palamós, una recreación historicista según un informe de la Generalitat de Catalunya, pudiera haberse entramado con elementos de otro existente en la Catedral Vieja, que se reformó en el siglo XVIII por los daños sufridos a raíz del terremoto de Lisboa (1755).

Capiteles del claustro del Mas del Vent de Palamós. JOAN CASTRO / ICONNA
Capiteles del claustro del Mas del Vent de Palamós. JOAN CASTRO / ICONNA
La arcada de Palamós, en una finca privada de este municipio gerundense, vio la luz pública a principios del pasado junio, tras las pesquisas realizadas por el profesor de Historia del Arte Gerardo Boto, aunque dos meses después un estudio de la Generalitat determinó que es una recreación historicista construida en el primer tercio del siglo XX, y no un claustro románico del XII.

Sin embargo, en este estudio oficial se concretó que la piedra con la que estaban construidos los arcos, las columnas y las bases era arenisca de Villamayor, un municipio cercano a Salamanca del que han salido la mayor parte de los sillares con los que se han construido los monumentos salmantinos. "Se cargaron el claustro románico de la catedral vieja desmontando las arcadas exteriores con zócalo, basas, fustes, capiteles, chambranas, cornisas y escudos", ha insistido en declaraciones a Efe Jesús Maldonado, quien también ha trabajado en la restauración de edificios emblemáticos de Salamanca como la Clerecía o la fachada histórica de la Universidad.

Este investigador se ha preguntado por el destino "de las arcadas desmontadas en el claustro románico de la Catedral Vieja", y él mismo ha respondido que, "o bien se han destruido, o se han utilizado como objeto de venta, por lo que podrían estar en Palamós". La investigación de los expertos salmantinos vinculó en un principio el hallazgo de Palamós a dos claustros románicos de los que apenas quedan seis arcadas y que todavía se mantienen en pie en Salamanca: el del convento de Nuestra Señora de la Vega y el de la antigua seo. Ambos fueron desmontados y sustituidos en la segunda mitad del siglo XVIII. Tras diversas comprobaciones se ha descartado la opción del convento de Nuestra Señora de la Vega, por una diferencia de medidas de los capiteles y las basas de este claustro con los de Palamós.

sábado, 8 de septiembre de 2012

El esplendor de la Puerta del Paraíso vuelve a iluminar Florencia

La Puerta del Paraíso, creada por el escultor, orfebre y arquitectoLorenzo Ghiberti hace 560 años para el baptisterio de la Catedral de Florencia, se muestra a partir de hoy de nuevo al público, aunque en el interior del museo dell'Opera del Duomo, tras 27 años de una difícil restauración, Fue el polifacético Miguel Ángel, quien tras ver los magníficos paneles grabados en oro y bronce de la impresionante puerta exclamó: "Es tan bella que tendría que estar colocada en la puerta del paraíso". Desde ese momento, la Puerta del Paraíso se convirtió en una de las obras maestras del Renacimiento y una de las joyas escultóricas más apreciadas de Florencia, pero también una de las más delicadas.

Imagen de la Puerta del Paraíso, de Ghiberti. EFE
Imagen de la Puerta del Paraíso, de Ghiberti. EFE
El baptisterio de San Juan, considerado el edificio más antiguo de la ciudad, se encuentra junto a la Catedral de Santa María del Fiore y el campanario en la Plaza del Duomo del Florencia. Se han necesitado 27 años para eliminar las impurezas acumuladas y sacar a la luz la brillante capa dorada de los diez paneles de bronce y oro que representan escenas del Antiguo Testamento. Una restauración de una gran dificultad y complejidad debido a que la enorme puerta mide 5,20 metros de altura y 3,10 metros de largo, tiene un grosor de 11 centímetros y un peso de ocho toneladas, y durante los siglos ha sufrido importantes daños.

El arquitecto y pintor Giorgio Vasari las describió un siglo después de su realización como "perfectas en cualquier sentido" y "la obra de arte más fina jamás creada".Y es que su característica es que se prefirieron reducir, respecto a las otras puertas, los paneles o casetones que la formaban a diez, para plasmar con mayor realismo y belleza escenas del Antiguo Testamento como el Diluvio Universal, Adan y Eva, Caín y Abel, Moisés, todas ellas enmarcadas en escenarios ricos de detalles, para cuya ejecución Ghiberti necesitó más de veinte años.

La restauración de la puerta del baptisterio que Ghiberti realizó entre 1425 y 1452 comenzó en 1985, pero fue retirada definitivamente el baptisterio en 1990 para preservarla de la contaminación y de las reacciones químicas que produce la humedad y en su lugar se colocó una copia. La restauración que ha permitido devolver a la luz la Puerta del Paraíso ha sido efectuada por la Fábrica de Piedras Duras de Florencia y con los fondos del Ministerio de Bienes Culturales y la Asociación "Friends de Florencia", formada por empresarios y particulares de todas las partes del mundo.

La existencia no ha sido fácil para esta obra maestra del Renacimiento, pues en 1966, la puerta, que ocupa la parte este del baptisterio, fue gravemente dañada por la inundación que arrasó Florencia, y que arrancó seis de sus diez paneles. Con anterioridad, durante la II Guerra Mundial, en 1943, las autoridades de Florencia descolgaron la puerta para protegerla de los bombardeos y se aprovechó esa circunstancia para acometer una primera restauración.

A partir de hoy, la Puerta del Paraíso podrá volver a ser apreciada en el patio del Museo de la Catedral de Florencia. Ha quedado instalada en el interior de una cubierta de cristal y en condiciones constantes de baja humedad para evitar que se formen sales entre la superficie del bronce y la capa dorada. Asimismo, los técnicos están estudiando un sistema para evitar corrientes de aire que también podrían afectar a la monumental puerta. Pero su ubicación actual es provisional ya que en 2015 cuando se inauguren las nuevas salas del Museo, la obra maestra de Ghiberti pasará a ser la protagonista de una única sala que compartía junto con las otras dos puertas del baptisterio que serán restauradas en breve, la del norte realizada también por Ghiberti entre 1402 y 1424, y la del sur realizada por Andrea Pisano entre 1330 y 1336.

viernes, 7 de septiembre de 2012

Redescubierta una obra perdida de Murillo en Texas

La noticia, publicada en la revista de laUniversidad de Sevilla , Laboratorio de arte, es tan rotunda como polémica. El investigador y profesor de la Facultad de Educación, Álberto Álvarez Calero, ha demostrado en un profuso estudio que una obra de Murillo que, para algunos se creía perdida y para otros estaba mal atribuida, no sólo pertenece al célebre pintor hispalense, si no que se encuentra en Texas y es propiedad de un mecenas coleccionista, Gilberto Gutiérrez."Llevaba años investigando la obra, una Virgen del Rosario de Murillo cuyo rastro desaparecía a mediados del siglo XX, y cuando publiqué la documentación me llamó ¡el dueño de la obra! diciendo que él la tenía", explica Álvarez Calero.

A la izquierda, el óleo en propiedad de un coleccionista de Texas, a la derecha una obra idéntica del Palacio Pitti de Florencia
A la izquierda, el óleo en propiedad de un coleccionista de Texas, a la derecha una
obra idéntica del Palacio Pitti de Florencia
Adquirida en 2008 en una subasta de la casa Bonhams celebrada en Los Ángeles por una cifra inferior a 50.000 dólares, el óleo, que de haberse conocido su autoría hubiera tenido un valor "de muchos millones", venía atribuido al círculo de Murillo. Sin embargo "hoy podemos afirmar con claridad que pertenece a él: sus rasgos son incontestables, todos los detalles coinciden y alberga hasta la firma, con un peculiar Me Fecit Murillo (del latín, Me hizo...) como únicamente presentan aquellos trabajos que verdaderamente realizó el pintor barroco", argumenta.

Pero esta Virgen del Rosario no surge de la nada. Su historia hasta nuestros días está perfectamente datada. Fue pintada en su periodo de juventud, entre los años que van de 1650 a 1655, y su primera ubicación fue el Convento Casa Grande del Carmen de Sevilla, que llegó a tener una inmensa riqueza patrimonial (con obras de Velázquez y Murillo). Dado el mal momento económico que atravesaba la corporación poco antes de que llegaran las tropas de Napoleón (1810), el deán de la Catedral, López Cepero, lo compró para, a su vez, ofrecérselo al cónsul inglés Julian Benjamin Williams, que residía en la calle Abades y llegó a tener 42 obras de Murillo. Este se deshizo de él -en los años 40 del siglo XIX- vendiéndoselo al diplomático inglés William Eden, cuyos herederos lo tuvieron durante décadas e incluso, al decir de Álvarez Calero, "lo exhibieron casi a la vera de Las lanzas de Velázquez en Londres en 1895 en una muestra de arte español". Sería finalmente Timothy Eden, sucesor del barón, el que a comienzos del siglo XX lo volviera a vender, yendo entonces a manos del popular director de orquesta José Iturbi, cuyos descendientes lo custodiaron hasta que una densa capa de olvido se extendió sobre la obra.

"En 1913 fue la última vez que apareció en el catálogo de obras de Murillo y en los libros actuales no se habla de esta pieza", lamenta el investigador de la Hispalense. Sí que en cambio permanecen adjudicadas otras tres Vírgenes del Rosario. "Hay una que está en la colección del Museo del Prado de Madrid, otra se exhibe en el Museo Goya de Castres desde el año 1949, aunque pertenece al Louvre parisino, y una tercera, la más parecida a la reencontrada, se encuentra en el Palacio Pitti de Florencia". La cuarta Virgen, la que ha tenido el recorrido más sevillano de todas ellas, era justamente la que, por sus continuos avatares, "acabó desterrada". "Ahora podemos asegurar que este error histórico se ha resuelto", considera.

Ismael G. Cabral: Un investigador sevillano descubre una obra perdida de Murillo en Texas, Diario de Sevilla, 6 de septiembre de 2012

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Un cuadro de Warhol saldrá a subasta en Nueva York en 20 millones de dólares

El icónico retrato que Andy Warhol (1928-1987) realizó de Marlon Brando (1924-2004) en su papel protagonista de "Salvaje" (1953), con cazadora de cuero y montado en motocicleta, saldrá a subasta en noviembre en Nueva York en un precio estimado en 20 millones de dólares, anunció hoy Christie's. La casa de subastas pondrá a la venta el que está considerado como"uno de los retratos más célebres de los que Warhol realizó de las estrellas de Hollywood" el próximo 14 de noviembre, en el marco de las subastas que dedicará entonces al arte contemporáneo y de posguerra.

La pintura es uno de los retratos más célebres de Warhol. WIKIPAINTINGS
La pintura es uno de los retratos más célebres de Warhol. WIKIPAINTINGS
Realizado en 1966 a partir de una imagen del cartel promocional del filme,"Marlon" desprende "una cruda sexualidad y un poder intenso raramente encontrados en el trabajo de Warhol", según indicó el presidente del departamento de arte contemporáneo y de posguerra de Christie's, Brett Gorvy, en un comunicado.Para el experto, esa pieza es comparable a los retratos que el célebre artista dedicó al cantante  Elvis Presley (1935-1977), y su carácter de "brusca masculinidad" está acentuado por el uso de un "crudo lienzo de lino" para su ejecución. La imagen del protagonista de "Salvaje" ("The wild one", en su título original) que recogió Warhol está marcada por la cazadora de cuero, la gorra y la motocicleta que convirtieron a Brando en el retrato de la rebeldía de muchas generaciones.
El precio estimado con el que Christie's presentará la obra es de alrededor de 20 millones de dólares, aunque podría superarlo con creces si se tiene en cuenta que Sotheby's vendió el pasado mayo un retrato de Elvis por 37 millones de dólares. El récord mundial alcanzado en subasta por un retrato de Brando realizado por Warhol lo ostenta hasta ahora la pieza "Double Marlon", también de 1966, que se vendió por más de 32 millones de dólares en Nueva York en mayo de 2008, mientras que el récord para el artista está en los 71,7 millones pagados en 2007 también en la Gran Manzana por "Green car crash, Green burning car" (1963).

lunes, 3 de septiembre de 2012

Maillol: de lo micro a lo macro

“Quiero demostrar que Maillol no fue de ninguna manera un neoclásico. Fue el primer escultor moderno, pionero en concebir la forma en toda su realidad espacial y más plena tridimensionalidad. Sus obras, ajenas al tremendismo impresionista de Rodin, constituyen una de las principales vías de renovación del lenguaje formal de la escultura del siglo XX”. Lo afirma Alex Susanna, poeta, editor y gestor cultural, además de comisario de exposiciones, como Maillol, arquitecto de las formas, quese inaugura el próximo día 15 en la Kunsthal de Rotterdam. La muestra, abierta hasta el 10 de febrero, le fue encargada en el marco del 20º aniversario del centro de arte, diseñado por el arquitecto Rem Koolhas y Susanna aceptó encantado el reto de establecer un diálogo entre los dos creadores.



“Si la escultura de Maillol dialoga tan bien con la arquitectura de Koolhaas -quien además me dijo que le encantan sus obras- es justamente debido a su carácter abstracto, que este edificio pone en evidencia como nunca se había podido hacer hasta ahora”, indica Susanna, convencido de que sin Aristide Maillol (Banyuls-sur-Mer, 1861 – 1944), ni Arp, ni Brancusi, ni Moore -por poner tres ejemplos- habrían podido surgir. Decidido a poner voz a la revolución silenciosa, y por eso de más tardío reconocimiento, de Maillol, Susanna ha concebido la mayor exposición nunca realizada de las obras monumentales del artista, con más de cien piezas, prestadas mayoritariamente por el Museo Maillol de París y la colección Dina Vierny, pero también por museos holandeses, alemanes y franceses, y colecciones privadas suizas y norteamericanas.

De cada pieza se exhibe lo micro y lo macro, es decir la primera figurita en barro y la obra monumental. Solo La Méditeranée, su obra cumbre, “en cierto modo, la pensadora de Maillol, en oposición al pensador de Rodin”, se exhibe con todas las fases del proceso: dibujos, estatuillas, bajorrelieves, tapices, óleos y grabados, que ofrecen una mirada a 360º sobre un artista, que no fue sólo escultor. “Tras el impresionismo dramático y narrativo, todavía muy literario, de Rodin, la obra de Maillol se presenta sólo como escultórica y se aleja de cualquier vana palabrería para introducir por primera vez el silencio en la escultura: sus obras no quieren decir nada en concreto, pero significan mucho”, asegura Susanna, recordando que ya el prestigioso escritor y crítico francés André Gide afirmó “que habría que remontarse muy atrás en el tiempo para encontrar el mismo desinterés para cualquier preocupación ajena a la simple manifestación de la belleza”.

Maillol junto a su obra 'Mediterranée'
Maillol junto a su obra 'Mediterranée'
El recorrido se abre con Léda, una pequeña terracota que ilustra perfectamente la actitud de Maillol, que se apropia del relato mitológico de Leda y el cisne, pero elimina el ave y con éste el aspecto narrativo de la pieza, materializando la obra en un cuerpo de mujer desprovisto de cualquier historia. A continuación el visitante descubre la vertiente más poliédrica de Maillol y el “carácter poligénico” de su producción, con una selección de sus pinturas nabí, un movimiento que intentó superar el impresionismo con una apuesta por la abstracción y el simbolismo, en las que sólo aparecen figuras femeninas. Finalmente en la gran sala principal de la Kunsthal, se encuentra el despliegue de esculturas monumentales de Maillol, más amplio que jamás se haya podido ver en un museo. “La arquitectura de Koolhaas permite percibir como las obras de Maillol llenan el espacio y lo dominan”, asegura el comisario.

Para revelar el largo proceso que subyace detrás de cada obra monumental, Susanna ha creado un montaje en forma de penínsulas, que incluye el principio, es decir la estatuilla que se encuentra en su origen, y el torso -autónomo-, cuando lo hay, y la obra final. “Eso permite demostrar como Maillol construía cada una de sus esculturas, como si de una obra arquitectónica se tratara. En cierto modo, su papel en la historia de la escultura es paralelo y similar al de Cézanne en la pintura”, afirma el comisario. En la selección hay que destacar obras como La NuitIle de FranceLa MontagneL’Air y La Rivière con sus formas lisas y plenas, tan alejadas de la rugosidad y el claroscuro característicos de Rodin y su escuela. Sin embargo, el corazón físico y conceptual de la muestra es La Méditérranée en todas sus declinaciones (dibujos, grabados, tapiz, óleos, bajorrelieves, estatuillas, torsos…), que muestran la complejidad e intensidad de la búsqueda que se oculta tras esta obra.

Roberta Bosco, Rotterdam: Maillol: de lo micro a lo macro, El País, 3 de septiembre de 2012

A modo de justificación...

Recomedamos también
El presente blog pretende ser un compendio de los artículos, y publicaciones recogidos en los medios de comunicación (escritos y audiovisuales), principalmente de España, para el estudio de la Historia del Arte. Aspira a ser una guía complementaria para su conocimiento y una referencia para la reflexión y análisis del mundo que nos rodea para difundir la defensa del patrimonio a futuras generaciones. Tuvo su origen a comienzos de junio de 2007, como blog de aula en la materia de Historia del Arte, para la modalidad de Humanidades y Ciencias Sociales de 2º de Bachillerato en el I.E.S. Carbula de Almodóvar del Río (Córdoba). Pero la idea fue creciendo y adquiriendo una dimensión inesperada. Ahora, en un nuevo destino profesional deseamos continuar la experiencia, manteniendo la identidad, para poder alcanzar a nuestros alumnos, en su forzado contacto con la materia, y con el público en general, para que profundice en los entresijos de un aspecto de la civilización de gran calado.