jueves, 9 de enero de 2014

Atribuyen a Rafael un cuadro desconocido, propiedad de un coleccionista privado de Córdoba

'La Madonna de Foligno pequeña'
'La Madonna de Foligno pequeña'
Un investigador de la Universidad de Granada ha atribuido al pintor renacentista Rafael un cuadro perteneciente a un coleccionista privado de Córdoba. El cuadro, denominado 'La Madonna de Foligno pequeña', reproduce una escena idéntica a 'La Madonna de Foligno', obra de Rafael que se exhibe en la Pinacoteca Vaticana, para la que habría servido como prototipo, ha informado este miércoles la Universidad de Granada.

Ha sido Luis Rodrigo Rodríguez Simón, profesor de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Granada, quien ha identificado y atribuido de forma fehaciente la obra, cuyo autor hasta la fecha se desconocía, tras un minucioso estudio de varios años de duración.

Para ello, realizó sobre la pintura un estudio técnico-científico basado en la aplicación de una serie de técnicas instrumentales avanzadas y métodos científicos de análisis como rayos X, fotografía infrarroja, reflectografía infrarroja y fluorescencia de iluminación ultravioleta, entre otras técnicas.

La Virgen con el Niño

Al igual que en la original de la Pinacoteca Vaticana, cuyas dimensiones son de 320 por 194 centímetros, esta 'Madonna de Foligno pequeña' (93,5 por 66,5 centímetros) presenta una composición situada en un paisaje. Incluye un plano superior celeste en donde aparece la Virgen con el Niño y otro terrenal en el que figuran San Juan Bautista, San Francisco de Asís, San Jerónimo, Segismundo de Conti, camarlengo del papa Julio II y mandatario de la obra, y un querubín centrando la composición.

El cuadro llegó a Córdoba a finales del siglo XIX procedente de Francia y, según ha desvelado el estudio estratigráfico, fue cambiado de soporte desde la madera originaria al lienzo actual en la segunda mitad del siglo XIX. El cambio de soporte obedeció al hecho de que se detectó una preparación constituida por varias capas de blanco de plomo dispuestas sobre un conjunto de tres lienzos, que responden a los sistemas de transposición de soporte efectuados en el siglo XIX en Francia. Este mismo cambio se realizó sobre otras obras de Rafael, como 'El éxtasis de Santa Cecilia' (Pinacoteca Comunale de Bolonia) y también sobre 'La Madonna de Foligno' (Pinacoteca Vaticana).

El investigador descubrió ocultos dos fragmentos de papel adheridos al bastidor que confirman que el cambio de soporte fue realizado en Francia. El primero está escrito en lengua francesa con tinta gálica, y en él aparece la fecha "16 Avril" y el año 1888. En el otro ha aparecido un trozo de texto con letra de imprenta que corresponde a una hoja del catálogo de obras de arte publicadas para su venta a través de la casa de subastas Hotel Drouot de París, impreso en 1872.Según el investigador, este modo de trabajar con instrumentos de dibujo diferentes, desde la tiza al pincel, se ha encontrado en muchas obras de Rafael Sanzio, el famoso pintor renacentista.

Además, el estudio realizado ha hallado una correspondencia directa entre el dibujo subyacente de la cabeza de la Virgen que aparece en esta pintura, y un dibujo sobre papel del British Museum de Londres conocido como 'Estudio para la cabeza de la Virgen', lo que pone de manifiesto que ambos fueron realizados por Rafael. 

En 'La pequeña Madonna de Foligno' existen dos letras pintadas como decoración en la bocamanga de la túnica de la Virgen, que reproducen las letras mayúsculas 'R' y 'U', iniciales del nombre de Raffaello de Urbino. Según el profesor, Rafael dejó estampada una rúbrica similar en la decoración que forma parte del brocado que adorna la bocamanga de la túnica de la Virgen en su composición original de la Pinacoteca Vaticana con el mismo tema. También se han descubierto las primeras letras del nombre de Raffaello o Raphael y el año 1507, realizados de forma incisa cuando la pintura estaba fresca, sobre el color de carnación de la mano derecha de la Virgen. EFE

EFE, Atribuyen a Rafael un cuadro desconocido, EL PERIÓDICO, 9 de enero de 2014

sábado, 4 de enero de 2014

La codicia arrasa Egipto

Excavaciones en el yacimiento de Dahshur. / DAVID BOYER (GETTY)
Excavaciones en el yacimiento de Dahshur. / DAVID BOYER (GETTY)
Las riquezas del Antiguo Egipto han tentado la codicia humana desde tiempos inmemoriales. “El robo de las tumbas” es el título de un papiro de la época de Ramsés IX, alrededor del año 1.100 a.C., y constituye el primer registro de un hurto cometido en un monumento funerario faraónico. Este problema y, en general, los desafíos en el mantenimiento del rico patrimonio histórico de Egipto, se han acentuado durante los últimos tres años a causa de la inestabilidad social y política que azota el país árabe desde la revolución del 2011. “Estos desafíos no son nuevos, pero sí se han agravado notablemente con el caos reciente”, afirma el egiptólogo Mohamed Badran.

Uno de los ejemplos más flagrantes es la necrópolis de Dahshur, que està situada a unos 40 kilómetros al sur de El Cairo e incluye varias pirámides, entre ellas la Roja y la Inclinada, dos de las más antiguas y mejor preservadas. El 28 de enero del 2011, el mismo día que los manifestantes consiguieron ocupar por primera vez la emblemática plaza Tahrir y la policía se esfumó de las calles, un grupo de ladrones se presentó con excavadoras en la necrópolis en busca de tesoros arqueológicos aún por descubrir.

“No podemos saber cuántos restos extrajeron. Pero es evidente que algunos hicieron un buen negocio. Poco después se empezaron a ver casas renovadas y lujosos coches nuevos por el pueblo. La actividad no ha cesado. El territorio está lleno de fosas, pero ahora se hace de forma más discreta”, cuenta Khaled Sakkari, un guía turístico que vive en la localidad de Menshat Dahshur, de unos 20.000 habitantes y que se encuentra a tan sólo unos centenares de metros de la necrópolis.

Aquel mismo día 28 de enero, algunos saqueadores entraron también en el Museo Egipcio. Situado en la misma plaza Tahrir, es la joya de la corona de la oferta museística del país. Antes de que los propios manifestantes les expulsaran, consiguieron sustraer 58 piezas. Mucho peor fue el asalto al Museo de Mallawi, en la provincia de Minia, acaecido a mediados del pasado agosto. En plena ebullición post-golpe de Estado, una turba desvalijó completamente el museo, apropiándose de cerca de 1.250 piezas. Sin embargo, las autoridades han podido ya recuperar unas 900.

“Es imposible que las obras que están clasificadas puedan entrar en el circuito internacional de museos. Hay acuerdos internacionales que obligan a cooperar en este ámbito. Ahora bien, el problema son las colecciones privadas, imposibles de monitorear”, apunta Badran, que recuerda robos como los de Dahshur. “Al utilizar las excavadoras, destruyen de forma irreversibles las paredes de las tumbas, e incluso, probablemente, los objetos que había debajo. No tienen ningún respeto por el patrimonio”.

El yacimiento de Dahshur ha sido también noticia porque los habitantes del pueblo adyacente construyeron un cementerio sobre una parte de la necrópolis después de la revolución. “Entre territorio militar y el protegido por ser patrimonio cultural, no había espacio para ampliar nuestro camposanto, que se había quedado pequeño. Pedimos durante años que nos asignaran una parcela”, explica Khaled. Tras ver como las autoridades desoían sus peticiones de encontrar una solución al problema, los lugareños aprovecharon el caos del periodo post-revolucionario para apropiarse de una franja de terreno y edificar el cementerio.

Otros yacimientos también han padecido asaltos, sobre todo los más remotos. Por falta de presupuesto, normalmente, un solo policía debe vigilar un territorio demasiado amplio. En cambio, los templos más conocidos por los turistas, como Abu Simbel o Karnak, no han sido saqueados al contar con una mayor protección. Es imposible saber cuántas piezas nuevas se han sacado del país. Desde 1983, cuando una ley prohibió las transacciones de restos arqueológicos entre particulares, existe un mercado negro de antigüedades. Se debe informar al gobierno de cualquier nuevo objeto descubierto.

La corrupción llegó incluso a las más altas esferas, en teoría encargadas de proteger las riquezas históricas del país de los faraones. En 2005, Mohamed Abu Shanab, ex director general de Antigüedades, fue condenado a cadena perpetua al participar en un plan mafioso para sacar de Egipto docenas piezas antiguas haciéndolas pasar por réplicas. “El Museo Egipcio tiene en su almacén registrados más de 100.000 objetos. Sin embargo, no se revisan de forma periódica. Y se teme que algunos hayan sido sustraídos o sustituidos por réplicas”, comenta Badran.

Otro de los problemas del impresionante museo es la falta de financiación, agravada por la crisis del sector turístico, que ha visto cómo caía en picado el número de visitantes extranjeros. “Ni tan siquiera tenemos dinero para el material de oficina o para pagar el matenimiento de los ordenadores”, dijo Sayed Amer, director del museo, en una reciente entrevista para Associated Press. “[La financiación] siempre ha sido difícil porque el dinero generado por el museo va al gobierno, y no vuelve. Pero sin el dinero del turismo, es peor que nunca”, añade. No obstante, la institución está en pleno proceso de renovación gracias a la cooperación del gobierno alemán, y está prevista su futura ampliación con un recinto adyacente.

Una de sus principales fuentes tradicionales de ingresos han sido las exhibiciones itinerantes de parte de su colección fuera del país. Sin embargo, en los últimos años se han frenado en seco. Después de que su anterior responsable fuera acusado de corrupción, los actuales gestores no se atreven a firmar nuevos tours. Encima, una exhibición de obras relacionadas con Cleopatra en EE UU fue interrumpida hace unos meses por orden judicial al considerar que los objetos eran demasiado valiosos para salir del país. Las autoridades recibían 330.000 euros por cada ciudad visitada por la muestra, además de 720.000 euros por cada 100.000 visitantes, más un 10% de las ventas de regalos y recuerdos.

No sólo el gobierno y los ciudadanos de Egipto necesitan un retorno a la estabilidad, sino también su inigualable patrimonio histórico. Sin embargo, no se vislumbra un final cercano a este periodo tumultuoso.

Fuente: icard González, El Cairo: La codicia arrasa Egipto, EL PAÍS, 3 de enero de 2014

viernes, 3 de enero de 2014

El Prado, en ultra alta definición

El Museo del Prado es el protagonista de uno de los primeros -si no el primero- productos audiovisuales realizados en Europa con la novísima tecnología 4K o “ultra alta definición” concebidos para ser difundidos y comercializados y no, como hasta ahora, como meros vídeos demostrativos de los fabricantes de televisores. Realizado por TVE, La pasión del Prado tiene una duración de algo más de una hora y permite ver las joyas de nuestra pinacoteca más ilustre con una definición incluso superior a la que permite el ojo humano a simple vista, asegura uno de sus responsables, el realizador José Morillas, un veterano profesional de Televisión Española.

La tecnología 4K ofrece una definición cuatro veces superior al HD (alta definición por sus siglas en inglés), pero según el realizador, no se trata del último caprichito de las grandes compañías para obligarnos a renovar los televisores. La mejora, asegura, es total: “Esto no implica solo un mayor número de píxeles, sino que también aumenta la calidad de cada uno de ellos: una gama de colores más amplia y mayor definición de luz y de contraste. En definitiva, una experiencia visual nueva”, explica entusiasmado Morillas, que ha dirigido el documental junto con su compañero Juan Carlos González.

El proceso de rodaje de La pasión del Prado fue complicado, ya que este experimento pionero ha tenido que sortear las dificultades de trabajar con una tecnología tan avanzada que a los equipos actuales les cuesta seguirle el ritmo. Sin entrar en complicados detalles técnicos, la cantidad de detalle de este nuevo sistema es tan alta que “las tarjetas de memoria de la cámara se volvían locas”. Eso por no hablar de los “tirones” al hacer movimientos panorámicos con la cámara, ya que cada fotograma pesa tanto que “refrescar” la imagen en movimiento requiere un hardwareextremadamente potente.

Por ahora, el documental ha sido exhibido en el pasado Festival de San Sebastián, aunque el realizador advierte que la proyección no se hizo en el 4K original, sino en 2K a 48 fotogramas por segundo, un sucedáneo que se le asemeja bastante. De momento, no existen salas en España dotadas con esta tecnología, pero esta versión permite igualmente “unos niveles de definición brutales”. La Cineteca de Matadero Madrid ya ha llegado a un acuerdo con TVE para pasar el documental, y espera poder programarlo en pocos meses, cuando haya renovado sus proyectores. Igualmente, los responsables del documental están haciendo las gestiones pertinentes para poder llevar el documental a festivales de cine de todo el mundo.

Las pantallas que sí ofrecen 4K a día de hoy son las de los últimos modelos de televisión, pero la difusión a través de la TDT es igualmente complicada por ahora, puesto que no tiene el ancho de banda necesario para distribuir una señal con tanta información. De todas formas, Morillas asegura que el 4K será una cosa común de aquí a un año: “Está claro que la tecnología vuela y que el 4K es el futuro inmediato de los contenidos audiovisuales, ya que se ha visto que el 3D no tiene futuro comercial”. Por ello, se siente orgulloso de que RTVE se haya situado con este experimento a la cabeza de una carrera que está comenzando. “Y qué mejor que hacerlo promocionando la marca España con un museo que es patrimonio cultural universal, aunque la Unesco no lo haya declarado todavía”.

El enfoque con el que se han aproximado al Prado es amplio y está guiado por las emociones: “No queríamos hacer un recorrido exhaustivo o academicista, sino transmitir al espectador qué sentimos nosotros cuando vamos al Prado”.

Enfocado en gran medida a los espectadores extranjeros, el objetivo último es que “un señor de Shanghái vea el documental y le den ganas de comprar un billete y venir a ver el Prado en persona”. Aunque ni de cerca podrá ver con tanto detalle las pinceladas de Goya y Velázquez como en el flamante 4K.

Fernando Díaz de Quijano: El Prado, en ultra alta definición, EL MUNDO, 3 de enero de 2014

A modo de justificación...

Recomedamos también
El presente blog pretende ser un compendio de los artículos, y publicaciones recogidos en los medios de comunicación (escritos y audiovisuales), principalmente de España, para el estudio de la Historia del Arte. Aspira a ser una guía complementaria para su conocimiento y una referencia para la reflexión y análisis del mundo que nos rodea para difundir la defensa del patrimonio a futuras generaciones. Tuvo su origen a comienzos de junio de 2007, como blog de aula en la materia de Historia del Arte, para la modalidad de Humanidades y Ciencias Sociales de 2º de Bachillerato en el I.E.S. Carbula de Almodóvar del Río (Córdoba). Pero la idea fue creciendo y adquiriendo una dimensión inesperada. Ahora, en un nuevo destino profesional deseamos continuar la experiencia, manteniendo la identidad, para poder alcanzar a nuestros alumnos, en su forzado contacto con la materia, y con el público en general, para que profundice en los entresijos de un aspecto de la civilización de gran calado.