Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2017

Murillo como nunca lo imaginó

Imagen
Lo de menos este martes en el Museo de Bellas Artes fue el oropel de la inauguración. Lo auténticamente relevante es que el Año Murillo ha echado a andar. Ya no es solo una campaña turística para la ciudad. La exposición Murillo y los capuchinos de Sevilla, con la magna serie pintada porBartolomé Esteban Murillo para el Convento de los Capuchinos, supone una oportunidad de acercarse al pintor como nunca antes lo habíamos imaginado. Con esta muestra, que permanecerá visitable hasta el 1 de abril de 2018, se dan por iniciados los fastos dedicados al IV centenario del nacimiento del pintor sevillano, uno de los pilares del Barroco español.


En total, 24 piezas, seis de ellas procedentes de museos extranjeros, reúnen en la pinacoteca sevillana las obras que entre 1665 y 1669 Murillo realizó por encargo de los franciscanos para el Convento de los Capuchinos de la ciudad. La directora del Bellas Artes y comisaria de la muestra, Valme Muñoz, desgranó los detalles de una muestra que atesora l…

Murillo, el artista total del Barroco

Imagen
Dentro de los cuadros de Murillo se resume la metáfora barroca: sombras y luces, artificio y sencillez, devoción y cierto ruido del mundo. El cuarto centenario de su nacimiento arranca hoy con un concierto de Jordi Savall en el Teatro de la Maestranza donde el violagambista recreará los paisajes sonoros de la ciudad-museo en la que nació el pintor. Sevilla se ha volcado con la celebración del Cuarto Centenario deBartolomé Esteban Murillo (1617-1682) para reivindicar a un artista que, a partir de esta celebración, aspira a salir del cliché en el que ha vivido encerrado mucho tiempo.
La intención última de esta conmemoración, más allá del fasto y los evidentes homenajes, es difundir los argumentos en los que los investigadores llevan insistiendo desde hace años en publicaciones especializadas y congresos internacionales. Murillo no es solo el artista que evoca el mundo religioso y que consigue dar un aire amable al espíritu de la Contrarreforma. Es además el pintor que apuesta por un t…

El enigma de los guerreros íberos

Imagen
El Vaso de los guerreros, obra cumbre del arte íbero, sigue guardando secretos. Pero las últimas investigaciones, cuyos resultados se muestran hasta marzo en una exposición del Museo de Prehistoria de Valencia, arrojan más luz sobre el origen y significado de una obra excepcional, datada entre los siglos III y II antes de Cristo, considerada a la pintura de este antiguo pueblo del Mediterráneo, lo que la Dama de Elche supone para su escultura.
El friso continuo pintado sobre una gran vasija representa a seis jinetes y dos infantes armados con falcatas (la espada de hoja curva que usaban los íberos) y lanzas que persiguen a otros cuatro guerreros, los cuales parecen huir a pie sin dejar de mirar hacia atrás con gesto de entendible preocupación mientras se protegen con escudos. Los motivos pintados alrededor de los personajes, fundamentalmente hojas y flores, ilustran un escenario al aire libre. Persiste el enigma de si trata de la reconstrucción de una cruda batalla o de un enfrentami…