lunes, 10 de enero de 2011

La Juan March cartografía la abstracción geométrica latinoamericana

PRATI_Lidy_Concreto_o_Sin_titulo_1945iEl próximo 11 de febrero, la Fundación Juan March inaugura en su sede madrileña la exposición América fría. La abstracción geométrica en Latinoamérica (1934-1973), una muestra que pretende cartografiar de modo expreso y sistemático la compleja y fragmentada historia de la abstracción geométrica en Iberoamérica a través de 130 obras de 50 artistas.

El mapa resultante quiere mostrar tanto la influencia en los artistas abstractos de Latinoamérica de la tradición del viejo continente, como la decisiva ruptura con esa tradición: la renovación y el carácter diferenciado que asume la abstracción geométrica en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Cuba, Uruguay y Venezuela, respecto a la tradición artística europea.

Las obras proceden de museos y colecciones privadas de Europa, Estados Unidos y América Latina, en el mayor esfuerzo realizado nunca por reunir las mejores piezas de las mejores colecciones públicas y privadas al servicio de una visión panorámica de las corrientes abstractas americanas.

Este proyecto de la Fundación Juan March cuenta con el cubano Osbel Suárez como comisario invitado y, además, con la participación de algunos de los más reputados artistas y conocedores del arte en Latinoamérica, como Ferreira Gullar, César Paternosto, Luis Pérez Oramas, Gabriel Pérez Barreiro o María Amalia García, entre otros.

Otra Latinoamérica

TORRES GARCIA, Joaquin: Construction in White an Black, 1938En las obras de los artistas latinoamericanos de esas décadas, en los textos y reflexiones y textos de sus manifiestos y las publicaciones que ellos inspiraron y propiciaron, en sus pretensiones y convicciones estéticas se vislumbra una Latinoamérica diversa del estereotipo habitual.

Frente a la identificación sin residuos del sur del nuevo Continente con el Trópico y el Caribe, con el exceso expresivo y el calor de lo espontáneo, con lo indígena y lo particular, comparece una América que se puede calificar, positivamente, de “fría”: objetiva, geométrica, racional, la América de unos artistas que tomaron la distancia de la objetividad respecto de las tradiciones particulares propias y de las ajenas para elaborar una abstracción esencial que sigue fascinando y sorprendiendo.

Otras realidades

El arco temporal de la exposición lo cierran dos viajes de retorno a América, en 1934 y en 1973. En la primera de esas fechas, Joaquín Torres-García regresa a Montevideo tras más de cuatro décadas en Europa; por su parte, en 1973, Jesús Rafael Soto regresa también desde Europa a Ciudad Bolívar, su ciudad natal, para inaugurar la primera fase del museo que lleva su nombre. También en ese año mueren los brasileños Waldemar Cordeiro e Iván Serpa, fundadores de los grupos Ruptura y Frente, respectivamente.

La exposición presenta otras realidades además de la pintura, como la fotografía, la escultura o la arquitectura. Entre obras y documentos, la exposición contará con casi 300 piezas, algunas de ellas nunca vistas fuera de sus países de origen.

Madrid. América fría. La abstracción geométrica en Latinoamérica (1934-1973). Fundación Juan March. Del 11 de febrero al 15 de mayo de 2011.

A modo de justificación...

Recomedamos también
El presente blog pretende ser un compendio de los artículos, y publicaciones recogidos en los medios de comunicación (escritos y audiovisuales), principalmente de España, para el estudio de la Historia del Arte. Aspira a ser una guía complementaria para su conocimiento y una referencia para la reflexión y análisis del mundo que nos rodea para difundir la defensa del patrimonio a futuras generaciones. Tuvo su origen a comienzos de junio de 2007, como blog de aula en la materia de Historia del Arte, para la modalidad de Humanidades y Ciencias Sociales de 2º de Bachillerato en el I.E.S. Carbula de Almodóvar del Río (Córdoba). Pero la idea fue creciendo y adquiriendo una dimensión inesperada. Ahora, en un nuevo destino profesional deseamos continuar la experiencia, manteniendo la identidad, para poder alcanzar a nuestros alumnos, en su forzado contacto con la materia, y con el público en general, para que profundice en los entresijos de un aspecto de la civilización de gran calado.