domingo, 9 de enero de 2011

Si Hopper paseara por la Gran Vía...

Chrysler Seida.2010 cierra una década pero también un centenario, el de la madrileña que mejor se conserva, la Gran Vía. Clausura el centenario un recorrido en la memoria y en los afectos que homenajea también a sus viandantes, la segunda exposición dedicada a la calzada que exhibe la Galería Estampa, de nuevo mostrando la visión de un pintor de arquitecturas, Damián Flores Llanos.

"Como con Luis Mayo (artífice de la anterior serie sobre la avenida), la iniciativa partió del director de la galería, Manolo Cuevas", cuenta Flores, que ha dedicado el último año a patear, fotografiar y documentarse sobre su excepcional modelo.

Si en el caso de Mayo asistíamos a una serie de instantáneas al óleo de aceras desiertas y aires oníricos, en esta ocasión el pincel se ha detenido en los rostros, famosos o anónimos, reales o imaginados, que poblaron la arteria de la capital: "No quería realizar un catálogo de vistas, sino atrapar la atmósfera de la memoria". Y de ahí su particular homenaje a los fotógrafos: "a esos que llamaban minuteros" y que se recorrían la Gran Vía robándoles instantes a sus peatones, y a los ilustres, a los que le han facilitado su labor de documentación: "Aparecen Catalá Roca, el holandés Cas Oorthuys", retratistas de la calle durante los cincuenta, una época de posguerra y modernidad floreciente en la que el pincel de Flores se detiene a menudo.

En el estudio se quedaron Santos Yubero y Arturo Barea, el autor de ‘La forja de un rebelde’: "no fueron los edificios ni las perspectivas lo que se me resistió, sino las personas, en particular, dónde ubicarlas". Un trabajo de collage que resultó exitoso en el caso de Chaves Nogales. El director del diario ‘Ahora’ reposa en la terraza del Círculo de Bellas Artes: "para mí, este escritor fue todo un descubrimiento, desde su biografía del torero Belmonte hasta sus cuentos, de lo mejor que se ha publicado sobre la guerra civil: ‘A sangre y fuego’".

El Rey Capitol
Retrato de Chaves Nogales.
Si la Gran Vía es la emperatriz de todas las calles, el Capitol es su consentido: "Puede que sea el edificio que más he pintado en mi vida", reconoce Flores, un enamorado de la arquitectura y en especial del racionalismo, una corriente de líneas puras y geometría simple surgida en Europa tras la I Guerra Mundial. Gracias a sus pinturas las facciones de uno de sus arquitectos, Luis Martín Feduchi, abandona el anonimato: "Estuve buscando una fotografía del otro artífice, Vicente Eced, pero no encontré ninguna", se disculpa el artista.

Pese a que a la Gran Vía le sobra ‘fauna y flora’ durante la noche, Flores reconoce la dificultad de pintar nocturnos, y prefiere ese “azul Velázquez” que aparece con el sol y el aire de la sierra, una luz especial que otorga otra apariencia a los edificios: "las construcciones son como esculturas; cambian según la iluminación y la estación del año". Y el pintor, residente en el centro de la capital, se las conoce todas y las ha fotografiado, desde que en febrero comenzase la preparación de esta colección de pinturas: "la serie comenzó con cuatro óleos que presenté en la feria Art Madrid en febrero".

La Gran Vía del siglo XXI apenas se asoma entre los recuerdos de la década de los cincuenta: una precoz gasolinera, el garaje Chrysler Seida, un lujo estridente en medio de la autarquía en forma de tienda Loewe... y aún anteriores (un acorazado de volúmenes rotundos camino de la Casa de Campo, unos espectadores involuntarios de los combates aéreos). "Esa época es la que más me convenía para el toque melancólico que me gusta imprimir en mi pintura", reconoce Flores. Una atmósfera metafísica como la que impregna los óleos de los italianos Morandi y De Chirico, sus referentes, y por supuesto de Hopper, su artista fetiche y el retratista de la soledad y la nostalgia por excelencia.

Damián Flores Llanos: Gran Vía. Galería Estampa (Justiniano, 6). Hasta el 29 de enero.

Combate aéreo.

Callao y el Palacio de la prensa.

Laura Caso | Madrid: Si Hopper paseara por la Gran Vía..., EL MUNDO, 31 de diciembre de 2010

No hay comentarios:

A modo de justificación...

Recomedamos también
El presente blog pretende ser un compendio de los artículos, y publicaciones recogidos en los medios de comunicación (escritos y audiovisuales), principalmente de España, para el estudio de la Historia del Arte. Aspira a ser una guía complementaria para su conocimiento y una referencia para la reflexión y análisis del mundo que nos rodea para difundir la defensa del patrimonio a futuras generaciones. Tuvo su origen a comienzos de junio de 2007, como blog de aula en la materia de Historia del Arte, para la modalidad de Humanidades y Ciencias Sociales de 2º de Bachillerato en el I.E.S. Carbula de Almodóvar del Río (Córdoba). Pero la idea fue creciendo y adquiriendo una dimensión inesperada. Ahora, en un nuevo destino profesional deseamos continuar la experiencia, manteniendo la identidad, para poder alcanzar a nuestros alumnos, en su forzado contacto con la materia, y con el público en general, para que profundice en los entresijos de un aspecto de la civilización de gran calado.