jueves, 9 de diciembre de 2010

'Efecto llamada' en Chillida-Leku

Cientos de personas visitan por primera vez el museo del escultor tras el anuncio de su cierre

El cierre de Chillida-Leku el próximo 1 de enero, junto con el pronóstico de subida de las temperaturas en el litoral vasco para el puente de la Constitución, propiciaron ayer que cientos de personas visitaran ayer el museo. La noticia de la situación deficitaria que atraviesa el museo gestionado por los hijos del escultor Eduardo Chillida, que saltó a la luz el pasado 1 de diciembre, ha sido el detonante para que muchos de ellos hayan decidido visitar por primera vez las campas de Zabalaga.

Decenas de personas se agolpan ayer a la entrada del museo Chillida-Leku, en Hernani.- JESÚS URIARTE

Chillida-Leku parecía ayer una romería de familias, grupos de amigos y parejas que se aferraban a las esculturas de hierro cámara fotográfica en mano como quien inmortaliza algo que se puede desvanecer con previo aviso. Una guía explicaba a un grupo de 15 personas que la escultura que estaban viendo era la silueta de una mujer en homenaje al modisto Cristóbal Balenciaga. "Es el espacio entre los dos bloques de hierro la verdadera escultura", aclaraba.

Una joven pareja de Cantabria camina por los alrededores del caserío Zabalaga, un caserón del siglo XVI que alberga obras del artista y donde también se realizan exposiciones temporales. Es su primera visita y previamente han acudido al taller de forja del escultor en el museo de Legazpi, inaugurado el pasado julio, donde se puede ver la maquinaria que utilizó para sus obras de gran formato. "Nos ha servido de mucho haber ido primero a ver cómo se hacían las grandes esculturas para entender cuál era el proyecto de Chillida", explican. No entienden que se pueda cerrar el museo, aunque habían oido hablar de los problemas económicos por los que atravesiesa. "Estuvimos hace poco en el Artium de Vitoria y nos sorprendió que al entrar se podía dar un donativo. Quiza esa fórmula sirviera aquí. Seguro que al final se salva", añaden.

Zhen Yu es un informático chino que habla perfectamente español, ya que vive en Barcelona desde 1981. Optimista, cree que el centro será finalmente reflotado. "Me ha impresionado la amplitud", comenta mientras fotografía una de las 40 esculturas repartidas por la finca de 12 hectáreas que hace 20 años descubrieron Eduardo Chillida y su esposa, Pilar Belzunce.

Un grupo de estudiantes de Psicología de Madrid, de varias nacionalidades, descansan fuera del caserío. Han finalizado su visita y esperan la hora para coger el autobús que les conduzca a San Sebastián, donde están pasando unos días. "Leímos en la prensa que se cerraba y pensamos que era el mejor momento para venir", apunta uno de jóvenes. "La verdad es que es impresionante y una pena que esté en esta situación", añade otro.

A mediodía, las colas seguían siendo significativas. En otras circustancias se habría abierto una tercera taquilla, "pero no hay suficiente personal", explica una de las empleadas de la tienda, quien precisaba que la presencia de público era superior a lo normal en días festivos. "Nos ha llamado gente confusa porque no sabía si estaba o no abierto", añadía. Chillida-Leku ha experimentado en los dos últimos ejercicios un descenso de las visitas anuales de unas 80.000 a unas 60.000 personas.

Comentarios entre visitantes de Barcelona, Valladolid o Teruel como "Pensaba que era más grande", "El caserío es como una escultura", "Qué suerte que el tiempo acompañe", "Esto será deficitario, pero hay también equipos de fútbol que lo son y lo pagamos entre todos", se sucedían como murmullos entre las esculturas mudas.

El cantante malagueño Toni Zenet, quien actuó el pasado noviembre en San Sebastián, visitaba también el lugar junto a su familia. "Parece mentira que un patrimonio así se cierre", exclamaba.

Un matrimonio de Barakaldo y su hijo, protegido con una bufanda del Athletic, reconocía que había sido un acierto coger una guía. "Nos ha hecho vivir el proyecto de Chillida", comentaba entusiasmada la mujer. Iban a dejar la visita al museo para primavera para asegurarse buen tiempo, pero el anuncio del cierre les hizo adelantarla. Al menos ayer las rachas de viento sur acompañaron.

Exposiciones previstas

Pese al cierre de Chillida-Leku al público a partir del 1 de enero entrante, las actividades relacionadas con la conservación de la obra y las exposiciones seguirán realizándose como hasta ahora, tal y como adelantó en un comunicado la familia Chillida el pasado 1 de diciembre, cuando anunció la presentación de un expediente de regulación de empleo motivado por los problemas económicos que atraviesa el museo. El centro tenía previstas dos muetras en Madrid; Eduardo Chillida y la tolerancia, en la galería Juana de Aizpuru de Madrid, programada entre el próximo viernes y el 10 de enero de 2011, y Los alabastros de Chillida, en la galería Adolfo Cayón, del 15 de diciembre al 11 de enero. Antes del anuncio del cierre estaban organizadas también exposiciones internacionales para el año entrante, como es el caso de Chillida at Isleworth, en Orlando (EE UU), de enero a abril. Además, existen proyectos cerrados desde 2011 en adelante todavía sin fecha concreta en la Fundación Salvador Victoria (Teruel) y el alemán Wiesbaden Kunst Museum, junto a centros de Chile y Colombia.

Isabel Landa, San Sebastián: 'Efecto llamada' en Chillida-Leku, EL PAÍS, 7 de diciembre de 20101

A modo de justificación...

Recomedamos también
El presente blog pretende ser un compendio de los artículos, y publicaciones recogidos en los medios de comunicación (escritos y audiovisuales), principalmente de España, para el estudio de la Historia del Arte. Aspira a ser una guía complementaria para su conocimiento y una referencia para la reflexión y análisis del mundo que nos rodea para difundir la defensa del patrimonio a futuras generaciones. Tuvo su origen a comienzos de junio de 2007, como blog de aula en la materia de Historia del Arte, para la modalidad de Humanidades y Ciencias Sociales de 2º de Bachillerato en el I.E.S. Carbula de Almodóvar del Río (Córdoba). Pero la idea fue creciendo y adquiriendo una dimensión inesperada. Ahora, en un nuevo destino profesional deseamos continuar la experiencia, manteniendo la identidad, para poder alcanzar a nuestros alumnos, en su forzado contacto con la materia, y con el público en general, para que profundice en los entresijos de un aspecto de la civilización de gran calado.