La obra de Julio Romero de Torres en la prensa (2)

El 23 de febrero de 2005 el Ayuntamiento de Córdoba (1) adquirió en subasta en la Sala Santiago Durán, un dibujo de Julio Romero de Torres, titulado Estudio masculino, de 44 centímetros de alto por 37 de ancho. La obra salió con un precio inicial de 2.500 euros y el Consistorio lo adquirió por 10.665 euros. "Se ha llegado a decir que era un buen pintor pero no un buen dibujante... Este cuadro demuestra que era un maestro del dibujo, de las sombras y las luces", dijo ayer Mercedes Valverde, directora de Museos Municipales de Córdoba y encargada de la adquisición. Estudio masculino, que fue dibujado cuando Julio Romero de Torres sólo tenía 18 años, iría destinado a los fondos del museo que lleva su nombre. Además de ser uno de los pocos dibujos que se conservan del artista, la obra tiene otra peculiaridad: muestra el desnudo de un modelo masculino. Valverde recordó ayer, durante la presentación del cuadro, que Julio Romero de Torres es conocido por sus pinturas de mujeres desnudas y que, hasta la fecha, sólo se conocen dos obras en las que el retratado sea un hombre: la adquirida el martes por la noche por el Ayuntamiento y un desnudo del matador Juan Belmonte que se conserva en México. En el reverso de la obra, aparece un boceto del cuadro que luego pintó. Valverde cree que el modelo que aparece retratado podría ser una de las personas que posaban en la Escuela Provincial de Bellas Artes, dirigida por el padre de Julio Romero de Torres. Por lo tanto, se trata de un dibujo de la primera etapa de aprendizaje del pintor cordobés.

En agosto de 2005 se publicaba en los medios de comunicación (2) que el retrato del matador de toros cordobés Rafael Guerra Bejarano Guerrita, realizado en torno a 1900 por Julio Romero de Torres, ya cuelga de las paredes del Museo Julio Romero de Torres gracias a la cesión de la obra por las hermanas Carmen y Dolores Salinas Guerra, nietas del segundo Califa del toreo cordobés, por un periodo de cinco años. La familia pretendía co este depósito temporal dar a conocer un cuadro nunca antes expuesto en público. De esta forma, la obra formaría parte de la pinacoteca del artista cordobés mientras el Museo Taurino siga con el proceso de rehabilitación de sus instalaciones, ya que, una vez finalizado este proceso, formará parte de la sala que lleva el nombre del universal torero, espacio carente de lienzos importantes. El Guerra, valorado en unos 600.000 euros, tiene una medidas de de 2,70 metros de alto por 1,90 de ancho, aunque, como indicaba Mercedes Valverde, directora de Museos Municipales, con el marco original llega a los 3 x 2 metros. En esta pieza Romero de Torres ensaya nuevos aires pictóricos influenciado por las nuevas corrientes simbolistas venidas desde Francia, en el encargo que le realiza Rafael González López, jefe de la Casa de Banca Pedro López e Hijos, que ostentaba el cargo de presidente del Club Guerrita. González López le encarga "un gran retrato para regalárselo al diestro con motivo de su retirada", producida un año antes. Valverde añadió que en esta obra, siguiendo la famosa frase de Guerrita: "Yo no me voy de los toros, me echan", el pintor no incluyó en el lienzo "ni plaza, ni albero, ni toro" sino que representa al torero "en un idílico jardín al pie de una suntuosa escalinata, que era su casa, en la calle Gondomar" siguiendo las premisas del simbolismo de "negación de toda realidad o naturalismo". A este cuadro le siguieron La parroquia de Porcuna (1903) y Rosarillo , ambas con "esta misma impronta luminista de pincelada corta y rápida) presente en el retrato de Guerrita".

El 28 de noviembre de 2005, el cuadro La niña de las naranjas, también conocido como La niña de la calle Armas (3, fue adquirido por la empresa cordobesa Prasa por 293.000 euros, comisiones e impuestos incluidos. Este mismo cuadro fue subastado un año antes en Montevideo, donde se remató en la subasta con un precio de 90.000 dólares y una cifra de salida de 8.000 dólores; en sólo doce meses, el valor de la obra de Julio Romero casi se ha triplicado. Este hecho ponía de manifiesto la alta cotización alcanzada por la producción artística del maestro cordobés y el interés que despertaba en los galeristas, instituciones y coleccionistas particulares. La obra es un óleo y temple sobre lienzo de 94 por 75,7 centímetros; representa a una mujer joven sentada en actitud pensativa mientras sujeta un plato con naranjas. El cuadro aparece firmado por su autor en el reverso de la obra donde figuran nombres y apellidos de Julio Romero de Torres de su puño y letra, mientras que los elementos empleados en la composición de la obra se reseñan en el bastidor. La Niña de la calle Armas introduce elementos compositivos mixtos entre el bodegón y la figura humana, lo que constituye una originalidad del pintor, que ya lo ha utilizado en otras obras mucho más conocidas, nacidas, igualmente, de su paleta. Naranjas y limones y La Niña de los Limones. El interés radica más en el fondo que en el primer plano donde figura una joven desconocida, que no guarda relación alguna con las habituales modelos extraídas del mundo del arte y de la vida social de su época. Según la directora del Museo Julio Romero, Mercedes Valverde, la calle que aparece es un lugar cordobés. Realizado con trazos rápidos, la maestría del pintor le ha permitido crear un ambiente propio de una zona de lupanares cuya evidencia es perceptible por el aspecto y la presencia de mujeres apoyadas en los quicios en actitud peculiar.

Un día después (4) se publicaba que la Fundación Prasa prepara exhibir su colección privada de óleos de Julio Romero de Torres la próxima primavera en el Círculo de la Amistad de Córdoba en la exposición que se realizará conjuntamente con el Ayuntamiento en conmemoración del 75 aniversario de la muerte del pintor. La Fundación Prasa tiene un total de once Romero de Torres siendo el último de su colección La niña de las naranjas o La niña de la calle Armas, adquirido por 250.000 euros en una subasta de la casa Durán. Entre los cuadros que forman parte de la colección de Romero de Torres de la Fundación Prasa se encuentran La consagración de la copla, Las dos sendas, Mal de amores, Carmen y La bella Otero. Por otra parte, la propia Administración local confirmaba que carecía de fondos suficientes para poder adquirir cuadros de Julio Romero de Torres en subastas, dado el alto precio que están alcanzando. Las instituciones públicas tenemos unos límites económicos y es una gran frustración el verificar que no podemos alcanzar los precios por los que se adjudican las obras", afirmó Luis Rodríguez. También la directora de los museos municipales, Mercedes Valverde, descartaba la posibilidad de que el museo acoja muestras temporales debido a la carencia absoluta de espacio que padece el edificio; era preciso que el edificio del museo se ampliara si se quiería que la ciudad cuente con un recinto moderno para poder contar con espacio para exhibir nuevos cuadros, propiedad o no del Ayuntamiento, salas para restauración y almacén. Sin embargo, este Museo tiene muy difícil la ampliación, puesto que hacia su derecha tiene una tienda de regalos de la Junta de Andalucía; hacia su izquierda, la casa familiar de los Romero de Torres, propiedad de la Diputación, cerrada desde que muriera la hermana del artista en 1990; y al frente, el patio.

Meses atrás, el 15 de noviembre de 2006, otra obra de Julio Romero, el cuadro titulado Nieves, fue subastado en Sotheby´s de Londres (5); tenía un precio de salida de 296.000 euros, pero su estimación alcanzaba hasta 4Nieves, 191044.000 euros; finalmente, ha sido adquirido por una persona anónima, que ha pagado 608.249 euros. Es un óleo sobre lienzo de 70,5 por 91 centímetros, firmado por su autor y fechado en 1910; además, resulta bastante característico de la peculiar forma de pintar que Romero de Torres imponía a sus representaciones de la figura femenina. Nieves pertenece a la serie de retratos que el creador cordobés tituló con nombres de mujeres comunes en Andalucía, en vez de usar los verdaderos de las modelos (caso de Fuensanta, María o Bendición). En esta ocasión, la mujer es María Luisa Parody, nacida en Sevilla en 1900, hija de Emilio Parody, natural de Nápoles, y de Purificación Cabello Enciso, de Ciudad Real; al fallecer su padre la familia se instaló en Córdoba donde la madre se casó en segundas nupcias con Antonio Ullastres Costi. María Luisa hizo mucha amistad con la hermana del artista, Angeles Romero de Torres, y con las hijas del pintor. Tenía 18 años en el momento en que Romero de Torres la pintó y se convirtió en una de las modelos favoritas del pintor antes de su matrimonio en 1923 con José Alarcón Feroz, propietario de la bodega Alarcón de Córdoba. En esta pintura, la modelo posa en primer plano, mientras al fondo puede verse un tranquilo paisaje con el río Guadalquivir y las colinas detrás. María Luisa Parodi es una modelo arquetípica, representaba la perfecta musa por su tez dorada y la confianza en sí misma y que en la pintura mira un poco de soslayo, con una cierta frialdad y formalidad, afirmaba el comunicado de Morgan Stanley. «No obstante, los antebrazos expuestos proporcionan una muestra de lo que yace tras ese exterior álgido y distante, al tiempo que alerta a una sexualidad latente», añade también. Romero de Torres se vio muy influenciado por los viajes que hizo a Italia en 1907 y 1908, época en la que empezó a incorporar sus paisajes al estilo de Canaletto y que incorporó a su obra Nieves. Es la primera vez que esta obra sale al mercado; fue comprado en su época a un buen precio, al ser este cuadro la estrella de la exposición de la Sala Magestic Hall de Bilbao en 1919. Una familia de armadores que se instaló en Córdoba fue la que favoreció la exposición de Romero de Torres en Bilbao y Nieves lo adquirió un banquero llamado Valdés. Así que desde esa fecha ha permanecido en las mismas manos, hasta ahora que ha salido a subasta. El cuadro se expuso en la muestra que protagonizó el pintor en el Museo de Bellas Artes de Bilbao en octubre del año 2002.

Fuentes:


(2) ´El Guerra´, última joya del Museo Julio Romero de Torres, DIARIO CÓRDOBA, miércoles, 10 de agosto de 2005 (foto: Sánchez Moreno)

(3) Prasa adquiere ´La niña de las naranjas´ en Durán por 250.000 euros, DIARIO CORDOBA, martes, 29 de noviembre de 2006; Julio Romero de Torres en Londres, www.noticiascadadía.com, martes, 31 de octubre de 2006

(4) La Fundación Prasa exhibirá en Córdoba sus ´Romero de Torres´, DIARIO CÓRDOBA, miércoles, 30 de noviembre de 2005

(5)«Nieves», de Julio Romero de Torres, vendido en Sotheby´s por 600.000 euros, ABC-Sevilla, viernes, 17 de noviembre de 2006; Un coleccionista adquiere la obra ´Nieves´ en 608.249 euros, DIARIO CORDOBA, viernes, 17 de noviembre de 2006

Comentarios