Presentan en Nueva York un concurso en memoria del arquitecto español Guastavino

El Ayuntamiento de la localidad española de Vilassar de Dalt (noreste) ha presentado en Nueva York las bases de un concurso de estudios sobre la aplicación actual en arquitectura de las técnicas del valenciano Rafael Guastavino, responsable de algunos emblemáticos edificios de la Gran Manzana.

Vista del interior de la catedral Saint John the Divine del arquitecto español Rafael Guastavino en Nueva York (EE.UU.).- EFE

Con el nombre de "Bienal Guastavino", el municipio barcelonés ha creado un certamen que convocará cada dos años y que pretende promover el estudio del legado del arquitecto español y ayudar a jóvenes profesionales a explorar el impacto que pueden tener en construcciones actuales las técnicas que éste aplicó. "Es una apuesta por la arquitectura y, además, pretende mantener el nexo de unión entre Vilassar de Dalt y Nueva York, que encarna la figura de Guastavino y su legado arquitectónico", dijo a Efe el alcalde de ese municipio, Llorenç Artigas.

Guastavino (1842-1908) es quizás el arquitecto español más internacional del siglo XIX, cuando disfrutó de un éxito sin precedentes en Estados Unidos, donde llegó tras formarse en Barcelona y dejar su huella en la Ciudad Condal así como en otros municipios catalanes, como el de Vilassar de Dalt. "En Vilassar tenemos la única cúpula que Guastavino levantó en Cataluña, la del Teatro de La Massa. No hay nada similar en nuestro territorio, pero sí en Estados Unidos. Por eso queremos presentar el concurso aquí, porque su figura está ligada a Nueva York de una manera muy fuerte", añadió el alcalde español.

Guastavino ayudó a levantar con sus técnicas más de un millar de edificios en todo Estados Unidos, donde revolucionó la construcción con sus bóvedas tabicadas, con las que fue capaz de renovar la conocida como "bóveda catalana", un sistema tradicional del área mediterránea que cautivó a los norteamericanos. Nueva York es una de las ciudades estadounidenses donde más muestras del trabajo de Guastavino se pueden ver, ya que el español dejó su impronta en unos doscientos edificios. Entre ellos destacan la concurrida estación de Grand Central -especialmente los bajos en los que se ubica el conocido establecimiento Oyster Bar-, la catedral Saint John The Divine, en el puente de Queensboro, en cuyo extremo oeste hay un restaurante que lleva por nombre "Guastavino", o en la antigua estación de metro de City Hall. También son obras suyas los arcos de la Capilla de San Pablo de la Universidad de Columbia, la iglesia de Riverside Church, así como la sede central de la Reserva Federal o el pabellón de la cercana Ellis Island. Además, el valenciano es responsable de más de un millar de edificios públicos, metros, puentes, catedrales y rascacielos en los que siempre destaca el uso de la bóveda catalana, como es visible en la Biblioteca Pública de Boston o el Capitolio de Nebraska.

"El uso de la bóveda catalana puede tener una aplicación actual, porque es una técnica muy respetuosa con el medio ambiente", añadió Artigas, que explicó que el concurso está abierto a trabajos de investigación centrados en la obra de Guastavino o en el impacto de esa técnica mediterránea en la arquitectura. Guastavino llegó en 1881 a Estados Unidos, "en un momento muy interesante para que se aceptaran sus técnicas, ya que tan sólo diez años antes se produjo el gran incendio que arrasó Chicago", explicó a Efe el arquitecto catalán Agàpit Borràs, encargado de organizar el concurso. Borràs recordó que en aquella época "no se quería saber nada de los encofrados, porque se pueden quemar, el hormigón aún no era usual y el hierro era caro y poco ágil", un conjunto de factores que convirtieron a la bóveda catalana de Guastavino en "un éxito para solucionar los arcos y las cúpulas a base de ladrillo". "La incombustibilidad del ladrillo y, en consecuencia, la resistencia al fuego de todo el sistema de Guastavino, es lo que dio luz a muchos problemas técnicos que tenían en EE.UU.", dijo Borrás.

El concurso, que se fallará en noviembre de 2010, estará abierto hasta el 15 de junio del próximo año y ofrecerá como premio la publicación del trabajo de investigación ganador, cuyo autor recibirá la oportunidad de viajar a Vilassar de Dalt para leer su estudio bajo la cúpula del Treatro de La Massa.

EFE, Nueva York: Presentan en Nueva York un concurso en memoria del arquitecto español Guastavino, Público, 4 de noviembre de 2009

Comentarios