Arte con humor... británico


"Pienso en todos ellos como imbéciles". Este planteamiento irreverente del veterano dibujante y caricaturista británico Gerald Scarfe hacia los políticos que satiriza sirve de hilo conductor a una muestra sobre el humor británico en el arte en la Tate Modern de Londres. 'Rude Britannia: British Comic Art' ('La Bretaña ruda: El arte cómico británico'), que se inaugura este miércoles y se podrá visitar hasta el 5 de septiembre, traza un recorrido por el arte británico satírico desde el siglo XVII a la actualidad: desde los lienzos de William Hogarth al programa de televisión con personajes famosos 'Spitting Image', un equivalente a 'Los muñecos del Guiñol'.

Scarfe, que realiza tiras cómicas en el 'Sunday Times' desde hace más de cuatro décadas y se ha encargado de diseñar el espacio dedicado a la sátira política en la exposición, subrayó que líderes políticos desde Napoleón a Churchill, pasando por Thatcher, han sido presa fácil y dijo que es "fantástico" y "sano" fomentar este tipo de visión crítica. "Aquellos tan arrogantes como para establecerse como nuestros líderes están ahí para ser cuestionados", indicó. "Los caricaturistas son los disidentes del arte mundial, pero no han sido aceptados de la misma forma que otros artistas", consideró, tras apuntar que ni cotizan al mismo nivel que se da en otras artes ni captan la misma atención.

En la exposición, que de algún modo trata de paliar esa diferencia de trato que denuncia Scarfe, este dibujante ha representado a un Napoleón diminuto sobre un caballo gigantesco blanco, a Thatcher como una criatura prehistórica y a Barack Obama como un superhombre con los pies pegados a un pegamento aceitoso. Hogarth, grabador, ilustrador y pintor satírico del siglo XVIII, es otro de los artistas centrales de la exposición, figura de inspiración para artistas que han tratado con sátira la avaricia y la depravación durante la incipiente industrialización. Una de las salas se dedica íntegramente George Cruikshank, uno de cuyos lienzos es 'La adoración de Baco', un aviso para navegantes sobre los peligros del abuso de alcohol. Otro espacio, bautizado como 'El indecente' se centra en el arte cómico subido de tono, con obras con juegos de palabras groseros, bromas sexuales o imágenes eróticas, mientras que la zona llamada 'El Absurdo', comisariada por el cómico Harry Hill, incluye imágenes surrealistas, como un gato disecado en una vitrina que sostiene una pancarta en la que se lee: "Estoy muerto". "A veces pienso que algunos artistas quieren ser cómicos pero es más fácil ser un artista porque no hay que terminar con la parte de chiste", dice Hill en el catálogo de la exposición.

Reuters | Londres: Arte con humor... británico, EL MUNDO, 7 de junio de 2010

Comentarios

artistaplasticodiegotrefs ha dicho que…
la verdad que este blog es muy bueno,vi muchos blog muy malos y llenos de comentarios me parece injusto que no les dejen nada,es muy bueno y serio,dejan un paneo general del arte,sigan asi los leo siempre