martes, 20 de enero de 2015

Depero, el artista total

Mucho antes de que Andy Warhol abriera su Factory, de que Jeff Koons o Damien Hirst dejaran sus obras en manos de otros, Fortunato Depero (1892-1960) ya tenía su casa de arte en la que otros colaboraban para dar forma a sus ideas. Estaba en Rovereto y hoy forma parte del Museo de Arte Moderno de Trento. Depero, uno de los miembros destacados del futurismo italiano, aunque menos conocido que Marinetti o Boccioni, fue pintorescenógrafo, trabajó con tapices, diseñó publicidad -como las botellas de cristal de Campari, con aspecto tan moderno que no desentonarían en las baldas de los supermercados-, fue poeta y escritor, y coqueteó con Mussolini como el resto de los integrantes de su corriente.
Motociclista, sólido con velocidad (1927). Publicidad para Motos Bianchi.
Motociclista, sólido con velocidad (1927). Publicidad para Motos Bianchi.
"No podemos dejarnos llevar por los prejuicios de que los buenos artistas lo son si no tuvieron algún compromiso político. Si fuera así, tendríamos que olvidarnos de la mitad de la vanguardia rusa", asegura Manuel Fontán, director de exposiciones de la Fundación March.  Fontán es el comisario de la muestra 'Depero futurista' y describe a un adelantado a su tiempo, al que había que recuperar desde una perspectiva de hoy: "Era un artista tremendamente moderno, que anticipa muchos de los rasgos que consideramos casi contemporáneos". 

La exposición recorre su trayectoria, la enfrenta a la de sus compañeros, y supone toda una experiencia visual que comienza en la segunda década del siglo XX y se prolonga hasta el año 50. Ahí se ve al hombre impresionado por las máquinas, por la aviación, al mismo que pretende llevar la vanguardia a la vida corriente y al que no le importa prestar su talento a carteles publicitarios, como el de las motocicletas Bianchi, o a portadas de revistas como 'Vanity Fair'. Ese que emigra a Nueva York en el peor año posible, en pleno 1929, pero que señala así que la capital del arte ya no era la misma. "Cambia, desde bases futuristas toda la vida humana: el modo de vestirse, el modo de relacionarse, de hablar, de habitar, el modo, en definitiva, demezclar el arte con mayúscula con las artes aplicadas. El modo de intentar con la vanguardia cambiar la vida", explica el comisario sobre su figura. La muestra se cierra con un montaje de radios antiguas que escupen discursos y mensajes machacones. La política fue también parte clave de estas vanguardias.


'Depero futurista (1913-1950)'. Hasta el 18 de enero de 2015. Entrada gratuita. De lunes a sábado, de 11 a 20h. Domingos y festivos: de 10:00 a 14h. Cerrada el 24, 25 y 31 de diciembre; y el 1 y el 6 de enero. Otra exposición recogida en esta sección y aún abierta: Amadeo Gabino en ApGallery, cerca de Riaza (Segovia)

Depero, el artista total, Metropoli (El Mundo), 11 de diciembre de 2014

A modo de justificación...

Recomedamos también
El presente blog pretende ser un compendio de los artículos, y publicaciones recogidos en los medios de comunicación (escritos y audiovisuales), principalmente de España, para el estudio de la Historia del Arte. Aspira a ser una guía complementaria para su conocimiento y una referencia para la reflexión y análisis del mundo que nos rodea para difundir la defensa del patrimonio a futuras generaciones. Tuvo su origen a comienzos de junio de 2007, como blog de aula en la materia de Historia del Arte, para la modalidad de Humanidades y Ciencias Sociales de 2º de Bachillerato en el I.E.S. Carbula de Almodóvar del Río (Córdoba). Pero la idea fue creciendo y adquiriendo una dimensión inesperada. Ahora, en un nuevo destino profesional deseamos continuar la experiencia, manteniendo la identidad, para poder alcanzar a nuestros alumnos, en su forzado contacto con la materia, y con el público en general, para que profundice en los entresijos de un aspecto de la civilización de gran calado.