viernes, 5 de agosto de 2011

Batalla diplomática entre Rusia y EE.UU. por la cesión de obras

metropolitan-museum-nueva-yorkLos directores y responsables de las principales instituciones de arte estadounidenses están seriamente preocupados por una decisión política tomada por el gobierno ruso que impedirá casi con toda seguridad la realización de varias exposiciones –ya previstas– de pinturas de maestros, entre ellas una correspondiente a Cézanne.

La discusión, que se inició con un tema relacionado con documentos religiosos de judíos ortodoxos, ha llegado a convertirse en una verdadera batalla diplomática entre Estados Unidos y Rusia, cuya administración exige una serie de medidas de protección legal sobre las obras maestras de arte de museos rusos que sean prestadas a instituciones extranjeras.

De hecho, varias obras que ya contaban con el acuerdo para ser prestadas a importantes instituciones por parte de museos como el Pushkin de Moscú o el Ermitage de San Petersburgo permanecerán en Rusia a menos que el gobierno de Estados Unidos ofrezca garantías de que no serán confiscadas por ningún tribunal de justicia.

Todo comienza con unos documentos religiosos judíos

La disputa política surgió a raíz de que un tribunal norteamericano dictaminara que Rusia debe entregar una biblioteca de documentos religiosos judíos a una organización religiosa con sede en EE UU. La discusión se centra en una colección de 12.000 libros y 50.000 documentos que fueron reunidos más de 200 años antes de la Segunda Guerra Mundial por el movimiento “Chabad-Lubavitch”, compuesto por judíos pertenecientes a la rama ortodoxa Hasidic.

Ante este requerimiento, las autoridades rusas alegan que dicho tribunal no tiene ninguna jurisdicción sobre su país, pero sin embargo están preocupadas por la posibilidad de que algún otro tribunal de EE.UU. tomara las obras de arte prestadas a museos americanos como garantía de devolución de los documentos judíos.

Marshall Grossman, abogado del movimiento Chabad, ha declarado que “los documentos no son de ningún interés para Rusia pero sí de una importancia extrema para los seguidores Chabad, porque en ellos se detallan sus leyes y costumbres establecidas a lo largo de muchos años”.

Grossman comentó también al diario estadounidense The New York Times que el grupo intentaría un dictamen legal para conseguir la recuperación de los documentos, lo que sin duda ha contribuido a la preocupación de los rusos por la posibilidad de que sean confiscadas las obras de arte prestadas.

Llueve sobre mojado

Pero la cautela de Rusia es comprensible. Ya en 2005 fueron confiscadas 54 obras durante la celebración de una exposición en Suiza a solicitud de una empresa de logística de este país que denunció que el gobierno ruso le debía millones de libras en deudas impagadas. Las pinturas retenidas incluían obras de Monet, Renoir, Gauguin y Picasso y los camiones que debían transportarlas de vuelta a Moscú.

Aunque las obras fueron devueltas un día más tarde por orden del gobierno suizo, el incidente marcó, a partir de ese momento, una mayor prevención en la política rusa sobre cesión de obras de arte. "Después de este caso, el gobierno ruso se volvió muy sensible sobre cualquier posibilidad de reclamación que sea resultado de disputas de terceros", aseguraba John Varoli, consultor de arte con base en San Petersburgo, quien añadía "sólo enviarán obras de arte cuando de verdad tengan una garantía férrea por parte del gobierno anfitrión".

Los estadounidenses argumentan que ya existe un estatuto que garantiza la inmunidad para cualquier material gráfico que haya sido prestado por países extranjeros, indicando que, por poner tan solo un ejemplo, el Metropolitan Museum of Art lleva desde 1990 recibiendo obras rusas en préstamo para la realización de más de cuarenta exposiciones y todas ellas han sido devueltas con la más absoluta seguridad. Pero los rusos insisten en que esto no es suficiente y quieren una garantía más explícita.

Magin de Cos, Batalla diplomática entre Rusia y EE.UU. por la cesión de obras, hoyesarte.com, 4 de febrero de 2011

No hay comentarios:

A modo de justificación...

Recomedamos también
El presente blog pretende ser un compendio de los artículos, y publicaciones recogidos en los medios de comunicación (escritos y audiovisuales), principalmente de España, para el estudio de la Historia del Arte. Aspira a ser una guía complementaria para su conocimiento y una referencia para la reflexión y análisis del mundo que nos rodea para difundir la defensa del patrimonio a futuras generaciones. Tuvo su origen a comienzos de junio de 2007, como blog de aula en la materia de Historia del Arte, para la modalidad de Humanidades y Ciencias Sociales de 2º de Bachillerato en el I.E.S. Carbula de Almodóvar del Río (Córdoba). Pero la idea fue creciendo y adquiriendo una dimensión inesperada. Ahora, en un nuevo destino profesional deseamos continuar la experiencia, manteniendo la identidad, para poder alcanzar a nuestros alumnos, en su forzado contacto con la materia, y con el público en general, para que profundice en los entresijos de un aspecto de la civilización de gran calado.