Antonio López. Cinco obsesiones del genio

Enlace


Comentarios

Jesús Cuenca ha dicho que…
La exposición actual de Antonio en Madrid es extraordinarian. Su obra se caracteriza por la minuciosidad en el detalle y por la luz. Traslada lo observado al lienzo o papel con la mayor exactitud, cuidando que los valores lumínicos de un instante queden plasmados. Así en muchos de sus cuadros recientes, anota la fecha, la hora y los minutos, como si hubiera sido testigo de un acontecimiento. Parece que su finalidad sea mostrar la luz de un momento preciso y el paso del tiempo, mostrada pero no pintada en un instante, puesto que sabemos que el tiempo es su aliado. Antonio López sería algo así como un notario con pinceles que da fe de la realidad en los lienzos. En la exposición la gente se acerca a los cuadros con cara de asombro al observar el virtuisismo del maestro, reconociendo los paisajes urbanos, donde los edificios están con las ventanas, las cornisas, los pináculos y demás elementos arquitectónicos o con los andamios en construcción. La vista que ofrece el cuadro Madrid desde la torre de bomberos de Vallecas es impresionante por la claridad y el realismo. Es una obra que el pintor fue creando desde 1990 hasta 2006. Durante este tiempo acumuló pinceladas hasta conseguir esa luz especial. Madrid también tiene una luz especial.