viernes, 13 de marzo de 2009

Objetivo Gaudí, 2025, la Sagrada Familia terminada

Superado el siglo largo de obras, poco importa un año más o un año menos. Con todo, la Sagrada Familia trabaja ya con un plazo aproximado de finalización de los trabajos. Aunque no hay un pronunciamiento oficial, la Junta Constructora del templo contempla la previsión de que en el plazo de 15 o 20 años las obras puedan concluir, dando por finalizada una prodigiosa aventura arquitectónica que abarca ya tres siglos de la historia de Barcelona.

Según se confirmó a este diario desde la Junta Constructora, el ritmo actual de la construcción y la aportación regular de ingresos gracias a donativos y, sobre todo, a la venta de entradas -2,7 millones de visitantes en 2008-, permiten afirmar que la visión de Antoni Gaudí puede ser una realidad en 2025, a partir de las previsiones más optimistas, 2030, según las más prudentes.

«Estamos en la fase final de las obras», aseguró ayer el presidente de la Junta, Joan Rigol, quien junto al arquitecto jefe, Jordi Bonet, detalló el esperanzador programa que se abre en los próximos meses y años. La primera meta es verano de 2010, cuando está previsto que concluya la construcción del interior -cubrimiento completo de la nave central, crucero y transepto-, permitiendo que en septiembre de 2010, para la festividad de la Merc_, la Sagrada Familia pueda abrir al culto.

«Audacia arquitectónica»

El arquitecto Bonet precisó que las bóvedas de la nave principal y de los transeptos están ya prácticamente acabadas, pendientes sólo de la unión de los ventanales y las bóvedas de 30 y 45 metros con las torres de la fachada de la Gloria. Como gran reto, el cierre de la parte central del ábside, por dimensiones, «una audacia arquitectónica», según Bonet. Otros detalles van armándose en paralelo. Por ejemplo, se ha encargado ya al taller Blancafort la construcción del órgano de acompañamiento -que no será el definitivo-, y para el que se han solicitado en agosto cuatro semanas de silencio para proceder a su afinación.

Aunque ya abierta al culto, para la Sagrada Familia la fecha de 2010 será sólo un punto y seguido. Con el espacio interior «arquitectónicamente acabado», los trabajos proseguirán con un plan de obra colosal, y que debería concluir con el levantamiento del gran cimborio central, elevándose a 170 metros del nivel del suelo, muy por encima de las torres actuales.

Antes que este, sin embargo, el templo expiatorio tiene otras preocupaciones que afrontar: en primer lugar, una caída de visitantes debido a la crisis que se prevé para el 2009 del 15%, un descenso que tiene su reflejo automático en los presupuestos para este año. La Junta Constructora no se muestra preocupada por ello, convencida de disponer de suficiente cojín.

ÀLEX GUBERN | BARCELONA: Objetivo Gaudí, 2025, ABC, 12 de marzo de 2009

El interior del templo podría finalizar en 2010

El espacio interior de la Sagrada Familia estará acabado en septiembre de 2010 y en disposición de acoger celebraciones eclesiásticas, según han anunciado hoy los responsables de la Junta Constructora del templo. El interior del templo está formado por la nave principal, el crucero y los transeptos, además del ábside. El arquitecto jefe de las obras, Jordi Bonet, ha explicado que las bóvedas de la nave principal y de los transeptos están ya prácticamente acabadas, pendientes sólo de la unión de los ventanales y las bóvedas de 30 y 45 metros con las torres de la fachada de la Gloria.

La parte más espectacular de la obra en proceso se sitúa, según Bonet, en el ábside, donde "se han construido ya las bóvedas de 45 metros de altura". El proyecto básico de todo el interior del ábside ya está acabado en el modelo a escala 1:50, y, anuncia, se prepara el modelo a escala 1:25. Bonet está ultimando los detalles del hiperboloide (figura geométrica que se forma al girar una hipérbola alrededor de un eje) central del ábside, con vidrio veneciano de colores siguiendo sus generatrices rectas.

Durante este año y hasta el verano de 2010 está prevista "la construcción del cierre del ábside de 45 a 60 metros de altura -formado por los frontones de los ventanales, por la superficie de las torres- de la corona de 24 hiperboloides de 60 metros y del gran hiperboloide a 75 metros". Precisamente, en un terreno en el municipio de Gaià, a las afueras de Barcelona, el equipo constructor ha simulado el montaje de la estructura que soportará el ábside, un hiperboloide de 18 metros de diámetro, "una audacia arquitectónica que nunca se ha hecho en el mundo", subraya Bonet.

Construcción de un órgano

El arquitecto jefe ha señalado que también se está trabajando en el futuro órgano de la Sagrada Familia, encargado al taller Blancafort, que dispondrá de un mes de silencio (agosto) para afinar el instrumento en el propio templo. Este órgano no será el último, pero, según Bonet, en los primeros años será "suficiente" para acompañar los cantos y las ceremonias litúrgicas, al igual que el pavimento inicial, que será "digno", aunque no el definitivo.

Los responsables de la Sagrada Familia han indicado que "también se están acabando de cerrar los detalles con el cardenal de Barcelona para que los elementos del presbiterio -espacio que precede al altar mayor-, como la sillería del coro o el ambón, tengan calidad y, al mismo tiempo, la simplicidad que Gaudí dio a los bancos de la cripta". Asimismo, está "muy avanzada" la gran pieza monolítica de 3 metros que constituirá el altar, hecho con pórfido, uno de los materiales más resistentes y considerado, recuerda Bonet, "el material más noble de la tierra".

El presidente de la junta constructora, Joan Rigol, ha informado de que "la crisis también ha afectado al número de visitantes, que este año prevemos decrezca en un 15%". De hecho, en los dos primeros meses del 2009 los visitantes a la Sagrada Familia han descendido en un 20% y un 27%, respectivamente, respecto a enero y febrero de 2008, que "fueron dos meses excepcionales en los que todavía la crisis no se había dejado notar".

Obras del AVE

En relación con la polémica por las obras del túnel del AVE que ha de pasar junto al templo, aunque la junta constructora mantiene abierta la vía judicial con recursos para la suspensión cautelar de la obra, en la actualidad "técnicos de la junta y de Adif están colaborando" para determinar si la pantalla de columnas de hormigón a 40 metros de profundidad prevista "puede ser peor que otra solución", o sea, que el remedio sea peor que la enfermedad. El Instituto Técnico de Materiales y Construcciones (INTEMAC), encargado de los estudios técnicos, ha solicitado 19 sondeos más de los que ya se hicieron en su momento, uno de los cuales se hará en el templo, cerca de la fachada del Nacimiento.

Para después de 2010, la junta tiene previsto iniciar la construcción de las sacristías que, siguiendo lo previsto por Gaudí, "servirá de experiencia para el levantamiento del gran cimborrio central, una torre que llegará hasta los 170 metros de altura desde el nivel más bajo".

EFE | BARCELONA: Vista del interior de la Sagrada Familia, ABC, 12 de marzo de 2009

1 comentario:

Gaudi dijo...

La obra de Gaudí es una búsqueda de la perfección del arte,de la perfección personal y de la perfección de la sociedad humana.

A modo de justificación...

Recomedamos también
El presente blog pretende ser un compendio de los artículos, y publicaciones recogidos en los medios de comunicación (escritos y audiovisuales), principalmente de España, para el estudio de la Historia del Arte. Aspira a ser una guía complementaria para su conocimiento y una referencia para la reflexión y análisis del mundo que nos rodea para difundir la defensa del patrimonio a futuras generaciones. Tuvo su origen a comienzos de junio de 2007, como blog de aula en la materia de Historia del Arte, para la modalidad de Humanidades y Ciencias Sociales de 2º de Bachillerato en el I.E.S. Carbula de Almodóvar del Río (Córdoba). Pero la idea fue creciendo y adquiriendo una dimensión inesperada. Ahora, en un nuevo destino profesional deseamos continuar la experiencia, manteniendo la identidad, para poder alcanzar a nuestros alumnos, en su forzado contacto con la materia, y con el público en general, para que profundice en los entresijos de un aspecto de la civilización de gran calado.