Arte ¡moderno! indio

Para romper el mito de que el mejor arte indio es el clásico y para convencer al público que aún lo necesite de que hay una activa escena artística moderna en la India, se ha celebrado la Indian Art Summit (Cumbre del Arte Indio). En su segunda edición, se ha convertido ya en el más importante escaparate del arte indio actual. "Me sorprende que un occidental no esperase encontrar videoarte hecho en la India. El Taj Mahal está muy bien, pero desde entonces hemos seguido evolucionando y expresándonos, ¿sabe?". Quien habla es uno de los artistas que han mostrado su obra en la feria. Ha expuesto en galerías de Nueva York, Amsterdam y Bangalore y dice que sus clientes son "inversores ingleses y chinos inteligentes, sobre todo".

Arte indio y modernidad no son dos conceptos que normalmente se asocien. Pero aunque muchos piensen que esta cultura milenaria vive de las rentas de su pasado esplendor, existe una generación que desde los años noventa explora, muestra y vende su arte en todo el mundo. Nombres como Pratul Dash, Alok Bal o Priyanka Gupta gozan ya de un peso específico en las subastas y galerías londinenses o neoyorquinas. Y dicen los entendidos que son, además valores en alza. "Especializarse en arte indio moderno es algo así como aprender a hablar chino. Hace 10 años era una excentricidad, pero ahora todos quisieran haberlo hecho antes. Lo mejor es que aún no es tarde", dice Renu Modi, una galerista de Nueva Delhi. El corrillo a su alrededor asiente y bromea diciendo que eso es cierto desde hace años, y que hoy día ningún inversor en arte que se precie puede permitirse pasar por alto la India.

La India, que será el país protagonista en la edición de ARCO del año que viene, despierta en Europa una expectación creciente que está justificada por los resultados: hace cinco años, el valor de todo el arte subastado en el país apenas llegaba a los cuatro millones de euros. En lo que va de año se han sobrepasado ya los 120. Y según los expertos, el valor medio de una obra de aun artista reconocido ha triplicado su precio en ese período. Dado el éxito alcanzado en la presente edición, los organizadores prevén triplicar todas las cifras en 2009. Además, la convocatoria se ampliará a artistas de otros países. Según erá una experiencia muy enriquecedora para los creadores indios ya que, dice Modi, "estamos acostumbrados a mezclar nuestra cultura con otras, a transformarnos aprendiendo de los demás".

Ambika Soni, ministra india de Cultura

El mercado del arte en la India es el cuarto del mundo y mueve ya 250 millones de euros. En la muestra de Nueva Delhi se han dado cita artistas de todas las disciplinas representados por unas 60 galerías. Un vistazo a algunas de las más de 500 obras presentadas basta para comprobar que si la milenaria cultura india cautiva aún a occidente, el arte indio emergente es excitante, sugerente... y moderno.

M.A. Gayo Macias, Nueva Delhi: Arte ¡moderno! indio, El Mundo, 22 de noviembre de 2008

Comentarios