Desenterrada en Egipto una pirámide de 4.000 años

Un equipo de arqueólogos en Egipto anunció el descubrimiento de otra pirámide, dedicada en este caso a una antigua monarca .

Esta "nueva" pirámide data de hace 4.300 años y se cree que pertenece a la reina Sesheshet, quien fue la madre del rey Teti (2325-2302 a.C.), el primer faraón de la VI dinastía del Antiguo Reino. La tumba de la reina estaba enterrada bajo las arenas profundas en Saqara, al sur de la capital egipcia. El lugar es conocido como una de las más famosas necrópolis de faraones del antiguo Egipto y allí también se levanta la Pirámide Escalonada, considerada el primer intento de los egipcios por construir esta clase de templos mortuorios.

Secretos en la arena

El secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades (CSA) de Egipto, Zahi Hawass, informó que la pirámide que ahora se eleva cinco metros sobre la superficie, originalmente tenía tres veces esa altura. "Siempre digo que se desconocen los secretos que esconden las arenas de Egipto", dijo, entusiasmado, Hawass.

Los expertos anticipan que entrarán a la cámara mortuoria en las próximas semanas, aunque advirtieron que es muy posible que gran parte de su contenido haya sido saqueado hace mucho tiempo. Aunque es mucho más pequeña que las famosas pirámides de Giza, cerca de El Cairo, el templo Sesheshet ya entró en la lista de las hasta ahora 118 encontradas en el país.

Las antigüedades egipcias son uno de los principales pilares de la vital industria de turismo. Millones de visitantes llegan cada año a la nación africana, gastan millones de dólares y proveen empleo para decenas de miles de personas. No obstante, las antiguas atracciones del país son tan populares que algunos funcionarios han demandado una mayor protección de los derechos de autor que protegen la reproducción de las imágenes más famosas.

Desentierran pirámide de una reina, BBC Mundo, 12 de noviembre de 2008

Comentarios