Todo el esplendor de Klimt en un libro

El trabajo de investigación sobre las obras pictóricas de Gustav Klimt, llevado a cabo durante 20 años, ha tenido como resultado la publicación de 'Klimt', un catálogo a todo color que reúne todas sus pinturas y que ofrece nuevos caminos para la investigación y el estudio del pintor. La brillantez de la obra del austríaco ha quedado plasmada en este libro, firmado por Alfred Weigdinger, director adjunto del Albertina Museum de Viena y experto de la obra del pintor y que ha contado con la colaboración de varios especialistas.

'El beso' de Klimt.

Los trabajos pictóricos de Klimt se reproducen a una escala sin precedentes en esta lujosa edición, que incluye 600 imágenes, de las que 460 son en color, y se completa con textos de investigación sobre las últimas conclusiones y teorías académicas relativas a la obra del artista. La relación artística del austríaco con las mujeres reflejada en sus cuadros, su vinculación con el mundo del diseño y de la moda y su visión revolucionaria del color son algunos de los asuntos que aborda este libro y que parte de los trabajos tempranos del autor, "hasta entonces apenas estudiados", según Weidinger.

'Klimt' concluye con un estudio sobre la personalidad del creador de 'El Beso', considerada un tanto retraída. "No hay nada especial en mí. Soy pintor, alguien que pinta todos los días de la mañana a la noche. Figuras, paisajes, de vez en cuando retratos", afirma el artista en una cita que abre el capítulo final del libro, que sale a la venta en España el 21 de noviembre.

En las últimas páginas, el libro ofrece un catálogo general de la obra pictórica del artista que presenta 253 pinturas, realizadas entre 1879 y 1917, cada una de ellas acompañada de una fotografía y una ficha que incluye su datación, formato, técnica, propiedad, procedencia, exposiciones importantes, bibliografía y una breve disertación sobre la pintura.

El 'Friso Stoclet' con todo detalle

Alfred Weidinger escribe en el prólogo de 'Klimt' que "este libro, además de la belleza de los cuadros y el diseño acorde con ella, ofrece al investigador una base de trabajo fundamentalmente nueva e invita a muchos descubrimientos sobre la vida de este gran pintor". Por otra parte, Weidinger señala que se propusieron ver todos los originales de las pinturas de Klimt y volver a fotografiarlos, y precisa que en la mayoría de los casos lograron este objetivo.

El director adjunto del Albertina destaca entre los momentos clave del proyecto la oportunidad que tuvieron de estudiar y fotografiar el Friso Stoclet por primera vez desde 1914. Esta obra fue realizada por Klimt en un palacio de Bruselas y su propietario, la familia Stoclet, autorizó a Weidinger y a su equipo a estudiar el friso que Klimt realizó entre 1909 y 1911, y del que se incluyen una treintena de fotos en este libro.

Carlos Gosh (Efe, Madrid): Todo el esplendor de Klimt en un libro, El Mundo, 9 de noviembre de 2008

Comentarios