El IVAM revela el fértil intercambio creativo entre Picasso y Julio González

Los dibujos del cuaderno número 7 de "Las señoritas de Aviñón", de Pablo Picasso, y una selección de dibujos y esculturas de Julio González sirven al Instituto Valenciano de Arte Moderno para confrontar, por primera vez, el fértil intercambio artístico que se produjo entre ambos creadores. La muestra "Julio González versus Pablo Picasso", que agrupa 134 dibujos y esculturas, permite al visitante conocer el diálogo artístico que existió entre ambos desde su juventud hasta su madurez, a pesar de que su camino se bifurcó cuando el malagueño inicio el camino del cubismo y el catalán tomó otro más lento.

Dibujo a tinta sobre los esbozos bosquejados por Pablo Picasso para "Las señoritas de Aviñón". EFE/Archivo


La exposición, que podrá disfrutarse hasta el próximo 6 de abril de 2009, descubre lo que su comisario, Tomás Llorens, ha descrito hoy como "uno de los encuentros más fecundos del siglo XX". Acompañada por una cronología comparada de ambos artistas, "Julio González versus Pablo Picasso" permite disfrutar de bocetos y dibujos -desde naturalezas muertas hasta desnudos, máscaras y escenas maternales- y esculturas del catalán, junto a los preparativos picassianos de "Las señoritas de Aviñón". Esa relación fue, para Julio González, "un estímulo fundamental que le permitió progresar rápidamente en el camino experimental que había iniciado con sus primeros trabajos, así como familiarizarse con las construcciones cubistas que Picasso había hecho con planchas metálicas, cartón y madera". González aportó su experiencia en la forja del metal, que sentaría las bases de un nuevo lenguaje escultórico que él mismo definía mediante la conocida expresión "dibujar en el espacio", ha recordado Llorens.

Por su parte, el cuaderno número 7 de dibujos preparatorios de "Las señoritas de Aviñón", que sale por primera vez de la Fundación Pablo Ruiz Picasso de Málaga, es uno de los dieciséis que el pintor realizó como trabajo previo de una de sus obras más conocidas. Se trata de sesenta páginas de papel blanco rayado con 84 dibujos en los que Picasso, entre mayo y junio de 1907, utilizó tinta china, lápiz grafito y gouache rojo.

Para la directora del IVAM, Consuelo Císcar, en este cuaderno aparecen los esbozos de todo un "cuadro de referencia" con el que se puso "punto y aparte" a una época y se abrió "un nuevo escenario en el mundo artístico" como "primera piedra angular del siglo XX". Según Císcar, Julio González y Pablo Picasso son "herederos de un marcado cosmopolitismo y una fraternidad por lo universal".

Por su parte, la consellera de Cultura, Trinidad Miró, ha valorado que el IVAM haya conseguido "reunir a dos grandes artistas que jugaron un papel fundamental en el arte contemporáneo" y, también, "acercar si cabe más" a la Fundación Pablo Ruiz Picasso y al museo valenciano. Asimismo, Miró ha señalado que el IVAM se ha consolidado como "buque insignia de la plástica española" como lo demuestran los cerca de 630.000 visitantes que ha tenido durante la pasada temporada, un 15 por ciento más que el año anterior.

Efe, Valencia: El IVAM revela el fértil intercambio creativo entre Picasso y Julio González, www.soitu.es, 20 de enero de 2009

Comentarios