viernes, 9 de abril de 2010

El Niño de las Pinturas, obligado a borrar un grafiti autorizado

El 'Niño de las Pinturas' es toda una celebridad en Granada. Su último grafiti adorna el muro de un edificio en el Realejo. A pesar de tener el permiso del dueño del edificio, Urbanismo obliga ahora al artista urbano a dejar la pared intacta.


El 'Niño de las Pinturas' ha recibido premios tanto fuera como dentro de España, incluso por parte del Ayuntamiento que ahora le obliga a blanquear la pared. "Si realmente esto de los dibujos en las paredes fuera una preocupación, creo que hay muchas que habría que blanquear antes", afirma el grafitero.

El Ayuntamiento alega que se trata de una medida de protección del Casco Histórico.
Alicia Ariza, Sergio Bonilla, Granada: El Niño de las Pinturas, obligado a borrar un grafiti autorizado, antena3noticias.com, 8 de abril de 2010

1 comentario:

Velero dijo...

En Córdoba ocurre algo muy parecido. Frente a las ruinas del templo de Claudio Marcelo hay un mural sobre el que se debate si rompe la estética del lugar ... luego se deja actuar, sin embargo, a los arquitectos a capricho en pleno casco histórico en esta ciudad, modificando zonas tan emblemáticas como la Plaza de la Corredera.

Un saludo.

A modo de justificación...

Recomedamos también
El presente blog pretende ser un compendio de los artículos, y publicaciones recogidos en los medios de comunicación (escritos y audiovisuales), principalmente de España, para el estudio de la Historia del Arte. Aspira a ser una guía complementaria para su conocimiento y una referencia para la reflexión y análisis del mundo que nos rodea para difundir la defensa del patrimonio a futuras generaciones. Tuvo su origen a comienzos de junio de 2007, como blog de aula en la materia de Historia del Arte, para la modalidad de Humanidades y Ciencias Sociales de 2º de Bachillerato en el I.E.S. Carbula de Almodóvar del Río (Córdoba). Pero la idea fue creciendo y adquiriendo una dimensión inesperada. Ahora, en un nuevo destino profesional deseamos continuar la experiencia, manteniendo la identidad, para poder alcanzar a nuestros alumnos, en su forzado contacto con la materia, y con el público en general, para que profundice en los entresijos de un aspecto de la civilización de gran calado.