Alma de Caravaggio

El Instituto Rumano de Madrid, creado en 2006, acoge 'La alquimia del alma. Un homenaje a Caravaggio', cuyo autor es un joven fotógrafo nacido en Bucarest en 1980 y que desde hace algunos años reside en España: Bogdan Ater. En esta muestra, el artista, que además es el director de la Revista de Cultura 'Madrid' y uno de los que iniciaron la línea de mobiliario de diseño artístico, Ater & Niram; pretende utilizar la luz de la misma manera en que lo hacía el otro pintor al que rinde homenaje. Y es que las luces y sombras son una constante en la obra de Caravaggio, artista italiano nacido en el siglo XVI considerado como el primer exponente de la pintura barroca.

Una de las imágenes de la exposición. (Foto: 'www.icr.ro')

Bogdan Ater se centra en la luz para dar profundidad y misterio a sus figuras. Como ha escrito el crítico Mario Barangea en la revista alemana 'Agero', Ater "cuestiona la luz como modo existencial pacífico. (...) La estampa de misterio es una carga más pesada que el pensamiento del pecado, su arte deja rastros muy hondos en la luz. Son huellas que descubren el recuerdo de una zona insidiosa, entre peligro y opacidad. Sus víctimas somos todos nosotros, los que miramos, tratando de establecer un contacto plenario, en realidad, con nosotros mismos".

Cuando Bogdan Ater tenía tan sólo nueve años, comenzó a fotografiar su entorno con una cámara que le había regalado uno de sus tíos, quien le introdujo en el mundo de la fotografía. Después, en 1995 y con 15 años, presentó su primera exposición en el Museo-Conservatorio de Bucares.

Una de las imágenes de la exposición. (Foto: 'www.icr.ro')

Es un artista que ya ha expuesto en países como Rumanía, España y Portugal, donde acaba de presentar en julio de 2008 'Zapping', en las Galerías Saldanha - Atrium de Lisboa. En esta ocasión, Don Álvaro Lobato de Faria, Director del Movimiento de Arte Contemporáneo de Lisboa, le otorgó el Premio MAC, como reconocimiento de su actividad y colaboración en el campo de bellas artes.

Sonia Martínez, Alma de Caravaggio, El Mundo/Metrópoli, 6 de agosto de 2008

Comentarios