Hallado el mayor tesoro anglosajón del Reino Unido

Encontrado bajo tierra por un aficionado, consta de 1.500 piezas de oro y plata.- Los expertos creen que data del siglo 7


Tan importante como el Libro de Kells (el manuscrito medieval que sirve de base del catolicismo en Irlanda) o los evangelios de Lindisfarne (el paradigma de arte religioso inglés). El tesoro anglosajón hallado bajo tierra en un campo de Staffordshire está llamado a ser, según los expertos citados por la BBC , la nueva joya de la arqueología de las Islas Británicas. Consta de 1.500 piezas de oro y plata que, a falta de análisis definitivos, datarían del siglo 7 de nuestra era.

El hallazgo se debe a Terry Herbert, uno de esos aficionados que busca tesoros con un detector de metales. El que ha encontrado en el huerto de un amigo pesa unos cinco kilos. Se trata de objetos militares: pomos y empuñaduras de espada, placas de oro engastadas con piedras preciosas... Hasta ahora, el mayor tesoro anglosajón conocido era el de Sutton Hoo, de 1,5 kilos, encontrado en 1939 cerca de Suffolk. Una comisión de evaluación de tesoros, formada por expertos independientes, deberá valorar el hallazgo, pero el entusiasmo desatado es tal, que las opiniones abundan. "Esto va a alterar nuestra percepción de la Inglaterra anglosajona tan radicalmente como los descubrimientos de Sutton Hoo", declara a la BBC Leslie Webster, ex responsable del departamento de Prehistoria y Europa del Museo Británico.

El doctor Kevin Leahy, miembro del Portable Antiquities Scheme (programa del Gobierno Británico para los hallazgos arqueológicos) señala: "Todos los arqueólogos que han trabajado [con el tesoro] se han quedado anonadados. La verdad es que ha sido bastante aterrador trabajar con este material; estar en presencia de la grandeza".

El autor del hallazgo, Terry Herbert, lleva 18 años buscando objetos sirviéndose de detectores de metales. Se quedó sin habla al hallar cientos de piezas de oro. "A veces me digo a mí mismo esta frase: 'espíritus de antaño, llevadme donde las monedas aparecen'. Aquel día parece que las monedas se tornaron en oro", señala Herbert. "Esto es lo que sueñan todos los aficionados a la detección de metales, encontrar algo así"

La colección, informa la BBC, está custodiada en la Galería de Arte del Museo de Birmingham, pero una selección de los objetos se exhibirá al público en esa institución hasta el 13 de octubre.
.........................................................................................................................

Gracias José Luis por las nuevas aportaciones.

Añado los siguientes enlaces que contienen más información sobre el hallazgo:
COMENTARIOS
José Luis Santos Fernández Comentario por José Luis Santos Fernández el septiembre 24, 2009 a las 12:38pm
Huge Anglo-Saxon gold hoard found

Vía: BBC News, 24 September 2009

VÍDEO


This gold strip with a Biblical inscription is one of 1,500 items in the hoard

The UK's largest haul of Anglo-Saxon treasure has been discovered buried beneath a field in Staffordshire.

Experts said the collection of 1,500 gold and silver pieces, which may date back to the 7th Century, was unparalleled in size.

It has been declared treasure by South Staffordshire coroner Andrew Haigh, meaning it belongs to the Crown.

Terry Herbert, who found it on farmland using a metal detector, said it "was what metal detectorists dream of".

It may take more than a year for it to be valued.

The collection contains about 5kg of gold and 2.5kg of silver, making it far bigger than the Sutton Hoo discovery in 1939 when 1.5kg of Anglo-Saxon gold was found near Woodbridge in Suffolk.

Leslie Webster, former keeper at the British Museum's Department of Prehistory and Europe, said: "This is going to alter our perceptions of Anglo-Saxon England as radically, if not more so, as the Sutton Hoo discoveries.

"(It is) absolutely the equivalent of finding a new Lindisfarne Gospels or Book of Kells."

The Book of Kells and Lindisfarne Gospels are intricately illuminated manuscripts of the four New Testament Gospels dating from the 9th and 8th Centuries.

'Just unbelievable'

Mr Herbert, 55, of Burntwood in Staffordshire, who has been metal detecting for 18 years, came across the hoard as he searched land belonging to a farmer friend in July. The exact location has not been disclosed.

"I have this phrase that I say sometimes; 'spirits of yesteryear take me where the coins appear', but on that day I changed coins to gold," he said.

"I don't know why I said it that day but I think somebody was listening and directed me to it.

Duncan Slarke, Portable Antiquities: ''It is a hugely important find''

"This is what metal detectorists dream of, finding stuff like this. But the vast amount there is is just unbelievable."

Duncan Slarke, finds liaison officer for Staffordshire, was the first professional to see the hoard which contains warfare paraphernalia, including sword pommel caps and hilt plates inlaid with precious stones.

He said he was "virtually speechless" when he saw the items.

"Nothing could have prepared me for that," he said.

"I saw boxes full of gold, items exhibiting the very finest Anglo-Saxon workmanship.

"This is absolutely phenomenal.

"It is a hugely important find - the most important one that I have dealt with, but this has got to rank as one of the biggest in the country."

'Truly remarkable'

The collection is currently being kept in secure storage at Birmingham Museum and Art Gallery but a selection of the items are to be displayed at the museum from Friday until 13 October.

A Treasure Valuation Committee made up of independent experts will then value the find.

Dr Kevin Leahy, who has been cataloguing the find for the Portable Antiquities Scheme, said it was "a truly remarkable collection".
"All the archaeologists who've worked with it have been awestruck," he added.

"It's been actually quite scary working on this material to be in the presence of greatness."

He said the most striking feature of the find was that it was almost totally weapon fittings with no feminine objects such as dress fittings, brooches or pendants.

"Swords and sword fittings were very important in the Anglo-Saxon period," Dr Leahy added.

"The Anglo-Saxon poem Beowulf describes after a battle a sword being stripped of its hilt fittings.

"It looks like a collection of trophies, but it is impossible to say if the hoard was the spoils from a single battle or a long and highly successful military career.

"We also cannot say who the original, or the final, owners were, who took it from them, why they buried it or when.

"It will be debated for decades."
José Luis Santos Fernández Comentario por José Luis Santos Fernández el septiembre 24, 2009 a las 1:04pm

Comentario por Percha
Más información, ahora en español.

El oro aguardaba bajo la tierra de Staffordshire de Walter Oppenheimer vía El Pais.
Guillermo Caso de los Cobos Comentario por Guillermo Caso de los Cobos

Suponer que la legislación inglesa permite a los cazatesoros con detectores de metales la impunidad de sus acciones es mucho suponer. En ese sentido, no creo que haya excesivas diferencias con España y mucho menos de ningún año-luz.

Ahora bien, es muy posible que en determinadas circunstancias se haga, más o menos, la vista gorda o que lo permita la ley. Quiero decir que, si este espléndido tesoro se hallaba simplemente enterrado, sin más contexto arqueológico relevante que lo acompañe, es muy probable que se admita su descubrimiento sin ninguna penalidad para su autor y sin otras consideraciones que exigir que se entregue lo hallado a las autoridades competentes y se diga dónde fue encontrado.

En este caso parece que el razonamiento anterior apunta a ello. Es más, en esta información de la BBC se dice, incluso, que el tal Terry Herbert y el propietario del terreno donde se encontró el tesoro podían recibir una recompensa económica tras ser valorado por el British Museum.

¿Habría ocurrido lo mismo si dicho tesoro se hubiera obtenido después de destrozar un yacimiento o contexto arqueológico que lo acompañe? Es evidente que no.

En España, por ejemplo, podíamos leer hace dos días esta noticia:

Dos imputados por expoliar un enterramiento romano en Cabra

Córdoba, 23 sep (EFE).- La Guardia Civil han imputado a dos personas, vecinos de Baena, como supuestas autoras de un delito contra el patrimonio histórico, por ser sospechosos de expoliar un enterramiento romano en la localidad cordobesa de Cabra.

El Instituto Armado ha informado en un comunicado de que durante uno de estos servicios desarrollado el 22 de agosto, los agentes supieron que en una zona de olivar ubicada en el término municipal de Cabra pudiera haberse cometido un expolio en un enterramiento de época romana.

Por este motivo, los agentes fueron al lugar indicado y, tras verificar con el apoyo técnico del arqueólogo municipal que se trataba de un importante yacimiento arqueológico de época romana que había sido expoliado, comprobaron que por las inmediaciones habían quedado fragmentos de plomo y huesos humanos extraídos de un sarcófago.

Las primeras gestiones realizadas por los agentes para esclarecer los hechos y los datos aportados por los vecinos y conocedores de la zona, permitieron saber a los agentes que en fechas recientes habían sido vistos en las inmediaciones del lugar del expolio dos personas con máquinas trabajando la tierra.

Con el avance de las gestiones, los dos supuestos autores del expolio fueron plenamente identificados y, tras ser citados el 10 de septiembre en las dependencias de la Guardia Civil, confirmaron su presencia en el lugar del expolio.

Asímismo, la Guardia Civil pudo saber que ambos se habían auxiliado de detectores de metales y una azadilla y por todo ello, la Guardia Civil les imputó un delito contra el patrimonio histórico.

El Instituto Armado asegura en el comunicado que, con este expolio, se han provocado importantes daños al patrimonio histórico español que impedirán su estudio e investigación arqueológica y han provocado la destrucción de la estructura funeraria y del propio sarcófago que contenía la inhumación, por lo que con ello han ocasionado la desaparición del ajuar funerario del mismo. EFE
Publicado finalmente en TerraeAntiquae, 24 de septiembre de 2009, por Percha

Comentarios