El mar pintado por maestros holandeses y flamencos se expone en Londres

El mar y sus vicisitudes -la calma, la tempestad, la guerra- visto por pintores holandeses y flamencos de los siglos XVI y XVII centra una interesante exposición que este viernes inaugurará el Museo Nacional Marítimo de Londres.

Vista del cuadro "The Beach at Scheveningen" del pintor Simon de Vlieger

Bajo el título de "Turmoil and Tranquillity" ("Agitación y Calma"), la muestra se centra en el género de arte pictórico marítimo que lideraron artistas de los Países Bajos a lo largo del siglo XVII, y destaca su vertiente tanto descriptiva como alegórica. De este modo y según explicó la comisaria de la exposición, Jenny Gaschke, muchos de los paisajes marítimos que aparecen en los cuadros van más allá de la mera literalidad de sus imágenes y atesoran "una interpretación simbólica y metafórica de la mar".

Aunque Inglaterra empezó a pugnar con Holanda por la hegemonía de los mares a mediados del siglo XVII, los ingleses no ocultaron nunca su admiración por los paisajes marítimos que emanaron del pincel de los maestros holandeses, tal y como demuestra la exhibición. Temas como la religión, el Estado, la condición humana e, incluso, la mitología se encuentran representados de forma alegórica en las pinturas de barcos y mares que llenan los más de 70 lienzos expuestos en el museo. Éste, por cierto, se ubica en un edificio de gran valor histórico, la Queen's House, que fue construido en el siglo XVII para la reina Enriqueta María, esposa de Carlos I de Inglaterra, y que aporta una homogeneidad cronológica al conjunto de la exposición, cuyo contenido y continente pertenecen al mismo siglo.

Pintores como Adam Willaers, Jan Porcellis, Simon de Vlieger y Hendrick Vroom, entre otros, captaron mares infestados de nubes y navíos, siendo las batallas navales y las tempestades algunos de los protagonistas de la acción. Otros cuadros, en cambio, presentan aguas calmadas y bahías con pescadores, en lo que representa un contraste entre los diferentes estados que puede adoptar el mar, a veces agitado y otras sereno. De cualquier manera, todas las obras ofrecen un abanico inacabable de tonalidades verdes, turquesas, azules y grises que los pintores utilizaron para retratar con precisión mares de medio mundo.

(Efe, Londres), El mar pintado por maestros holandeses y flamencos se expone en Londres, www.soitu.es, 19 de junio de 2008

Comentarios