Sobre pinturas de dudosa atribución

No hay libro de Historia del Arte en el que no aparezca la famosa obra de 'El Coloso'. Siempre nos contaron que era una obra de Goya aunque ahora parece que no está tan claro. Sólo es cuestión de meses que se confirme que 'El Coloso' fue pintado por el único discípulo del autor maño: Asensio Juliá. El director del Museo del Prado, Miguel Zugaza, cree que los síntomas son claros pero que habrá que esperar a finales de año para conocer el resultado de las investigaciones. No sería un caso único, la historia está plagada de ejemplos como éste.

El posible 'ex' de Goya.

Desde 1991 se plantea la posibilidad de que la obra no fuera pintada por el artista aragonés y eso es lo que parece que confirma ahora los últimos hallazgos. Hace tan sólo unas semanas, José Luis Díez —jefe de Conservación de pintura del siglo XIX de la pinacoteca madrileña— descubrió en la parte inferior del cuadro las iniciales 'AJ' (Asensio Juliá). Hasta ahora habían creído que representaban un 17. Las señales son claras, pero Miguel Zugaza cree que hay que ser prudentes antes de cambiar la historia y ponerse a "reconstruir la personalidad" del desconocido Asensio Juliá. Manuela Mena, jefa de Conservación de Pintura del siglo XVIII y de Goya, lo tiene más claro. Las dudosas pinceladas de la obra, la "falta de precisión" y los "trazos no acabados" la desvinculan del pintor aragonés.

La historia de 'El Coloso' suena por lo menos llamativa y sin embargo, es muy frecuente. Ni Goya, ni Tiziano, ni Velázquez pintaron todos los cuadros que se les atribuyen y hubo obras de Mozart que en realidad fueron escritas por su padre. A veces la intención era ocultar al verdadero creador; pero en otras, no. Te mostramos algunos ejemplos.

Goya

El de 'El Coloso' no es un caso único en la historia del pintor Francisco de Goya. A lo largo de los años, el autor aragonés ha perdido la paternidad de más de 70 obras. Entre ellas, 'La Degollación' (en la imagen) o 'La Hoguera' y también 'La Corrida de Toros'— expuesta en El Prado—. Además, se ha hablado (y mucho) de las posibles dudas sobre la autoría de 'La Lechera de Burdeos'. En 1993, Juliet Wilson-Bareau desató la polémica al asegurar que la obra había sido pintada por la hija ilegítima del pintor, Rosario Weiss, que según él mismo tenía "cualidades muy notables". Lo cierto es que la obra lleva la firma del pintor y fue vendida en 1829 por Leocadia Zorrilla, amante del pintor y madre de Rosario, a Juan Bautista Muguiro, amigo del artista.

Velázquez

que no se salva de las dudas es el artista sevillano Diego Velázquez. Nadie parece ponerse de acuerdo con el número de obras atribuidas al artista —oscilan entre 80 y 120— porque algunas podrían haber sido pintadas por personas cercanas a él. Así por ejemplo, 'El retrato del Conde Duque de Olivares' se le atribuye a Mazo, su yerno, y lo mismo ocurre con el retrato de 'Adrián Pulido Pareja'. Pero no todo son malas noticias para el sevillano. Hay cuadros que "se le van" y otros que "se le consolidan". En 2006 se certificó la cuestionada autoría del retrato del papa Inocencio X. Además, también Velázquez se ha hecho con la autoridad definitiva de la obra 'Santa Rufina' (en la imagen). Hasta 1981 se le había atribuido al también sevillano Murillo, pero fue sólo por error. Cuando se subastó por primera vez, en 1867, se hizo junto a más cuadros del artista por lo que llevó a la confusión. Las posteriores investigaciones certificaron sus similitudes con una 'Sibila' de Velázquez.

Van Gogh

Lo del artista holandés, Vicent Van Gogh, es un caso curioso. El mismo año, ganó un cuadro y perdió otro. Debajo de su obra 'El Barranco' se encontró una desconocida que se bautizó como 'Vegetación Salvaje'. Cuando Van Gogh se fue a Auvers, en la última etapa de su vida, su hermano Theo le enviaba material para que siguiese pintando pero un retraso en el envío y la ausencia de tela fresca le obligó a repintar sobre la ya hecha.'Cabeza de hombre' (en la imagen). Se suponía que la obra fue pintada durante su primera época cuando era pastor de las comarcas más pobres de Holanda pero en una galería de Edimburgo no lo vieron tan claro por tratarse de un retrato horizontal y pintado en una tela montada sobre madera, un medio que es poco común para Van Gogh. Además, consideraron que fue recortado por debajo para eliminar la firma original.

Constable

Se habla de que al menos 14 obras atribuidas al paisajista inglés John Constable no fueron pintadas por él, sino por su cuarto hijo, Lionel. Y esto se debe a una razón muy sencilla: el hijo se parece al padre en la forma de pintar. Así por ejemplo entre 'En las inmediaciones de Stokc-by-Naylan' (en la imagen) — expuesta en la Tate Gallery de Londres— y cualquier cuadro de John Constable apenas hay diferencias, sólo la autoría. A las similitudes además se unen a que existen casi dos mil trabajos firmados por el pintor y cinco de sus siete hijos: todos ellos muy parecidos y realizados en la misma época y en el mismo sitio.

Caravaggio

El caso del pintor barroco Michelangelo Merisi da Caravaggio es el contrario. Una supuesta falsificación acabó por convertise en auténtica. El historiador y coleccionista de arte Denis Mahon pagó 100.000 dólares en su día por una copia del famoso pintor italiano y un año después su valor se multiplicó porque se demostró que era de él. La obra se trata de la versión temprana de 'Los tramposos' o 'Los jugadores de cartas', un cuadro expuesto en el Kimbell Art Museum in Fort Worth de Texas.



Leonardo Da Vinci


Tampoco los grandes del Renacimiento se libran, y detrás de las que se creían sus obras están también algunos de sus discípulos. La cabeza de 'El Salvador', expuesta en el Museo Lázaro Galdiano, fue atribuida durante años al italiano Leonardo da Vinci aunque se acabó demostrando que él no era su autor. La obra pertenece a su escuela pero fue realizada por uno de sus alumnos. Se cree que pertenece a Giovanni Antonio Boltraffio.




Tiziano

Otro autor renacentista del que también se duda es Tiziano Vecellio. Las confusiones con su contemporáneo Giorgione son muy frecuentes y no es de extrañar: ambos fueron discípulos de Giovanni Bellini. A la hora de autentificar sus trabajos, los especialistas no se ponen de acuerdo. Para muchos, 'Natividad Allendale', de 1504, no es de Tiziano, sino de Giorgione. Vehementes y encontradas son también las tesis sobre 'Concierto campestre', de 1510.




Rembrandt

El holandés Rembrandt es el último de la lista. Él tampoco está 'libre de pecado'. Como en otros casos, uno de sus discípulos vuelve a estar detrás de su obra. El cuadro 'El hombre del casco de oro", expuesto en el Staatliche Museum de Berlín, fue hecho por un compañero de la escuela donde pintaba. Ésta no es la duda que gira entorno al holandés. También se cree que la pintura de un 'jinete polaco' podría haber sido hecha por compañeros de su taller. Además, hace dos años el Rijksmuseum de Ámsterdam recogió una exposición de una serie de pinturas que originalmente fueron atribuidas a Rembrandt y que han suscitado dudas sobre su autoría.


'El Coloso', a las puertas del club de grandes gazapos del arte
, www.soitu.es, 26 de junio de 2008

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Sobre el retrato de Inocencio X de la Galeria Doria Pamphili no hay duda en cuanto a su atribución, había dudas en cuanto a un retrato reducido a la cabeza de la Aspley House de Londres y que había pertenecido a la Colección Real.
Sobre los retratos del Conde Duque, la duda se extiende a bastantes cuadros, pero sobre todo al retrato ecuestre que guarda el Metropolitan y que es una versión reducida (y con el caballo blanco) del que está en el Prado. De todos modos la percepción de la diferencia actual entre retratos de mano del pintor principal y de su taller es complentamente diferente a como se veia en esas épocas, en algunos periodicos se lee que son falsificaciones cuando ese término es ajeno a una época en que lo más corriente era que unos pintores copiaran a otros incluso los maestros, a saber si algun cuadro tenido por un tiziano no es una copia realizada por el propio Velazquez, al igual que las mas conocidas copias de hechas por Rubens de los cuadros de Tiziano de la Colección Real Española
Anónimo ha dicho que…
En el Prado hay mucha gente que piensa que se han equivocado con el tema del Coloso de Goya y no saben cómo salir del entuerto.