lunes, 5 de septiembre de 2011

Picasso crea. A través de la cámara de David Douglas Duncan / Viñetas en el frente


Fotografía de Sheila Duncan de David Douglas Duncan mirando a través de su cámara que está equipada con una enorme lente con manivela.
Fotografía de Sheila Duncan de David Douglas Duncan, mirando a travñes de su cámara
Cuando una de las comisarias preguntó a David Douglas Duncan por qué hizo tantas fotos de Picasso y cómo este le permitió hacerlas, él contestó: "Nos caímos bien. Así de sencillo". Esto explica que pese a la barrera del lenguaje (Picasso no hablaba inglés y Duncan manejaba un castellano casi de jerga), el artista le abriera su casa y su estudio, bailara, se disfrazara o jugara ante su cámara y, sobre todo, le dejara seguir con sus fotos instantes de reflexión o de tanteo en su trabajo y la elaboración de ciertas obras. Duncan, por su parte, a lo largo de varias estancias en Mougins, Vauvenargues y La Californie, supo ver los estratos del estudio de Picasso, ahondar en su trabajo, calibrar su humor y dar a su mirada la intensidad del enigma: pese a conocerlo bien, solía decir, al mirar sus ojos nunca lograba imaginar qué estaba pensando.

Duncan se presentó en casa de Picasso cuando ya era un profesional hecho. Con 40 años, había sido fotógrafo en el Pacífico, durante la II Guerra Mundial y más tarde en Corea. Lejos quedaba la célebre imagen lograda con su primera cámara: a escondidas, el muchacho fotografió a alguien que salía de un hotel. Una travesura sin importancia de no ser porque el tal alguien era John Dillinger. Poco después de su estancia en Corea, su amigo Robert Capa le recomendó visitar a Picasso. Lo hizo en 1956, casi de paso, pero fue el comienzo de una gran amistad que se traduciría en miles de imágenes. La muestra actual (a cuya inauguración asistió Duncan, un nonagenario vitalista) presenta una importante selección de estas. La mirada atenta descubre varios niveles y se interesa de modo especial en las imágenes que hacen pensar en su proceso de trabajo: las piezas que conservaba (las cabezas en bronce de María Thérèse Walter y Dora Maar), el desordenado orden del estudio, la atención a las pruebas de autor, el inicio de procesos de ideación ("no busco, encuentro", recuérdese) o los pasos en la elaboración de Cabeza de mujer.

Se exponen también muchas obras fotografiadas. A destacar, por su prestancia, esculturas como Cabeza de guerrero, Cabeza de mujer o Mujer embarazada, y por su calidad, los retratos de Jacqueline: en la mecedora y el sugerente collage sobre grafito. No hay que olvidar piezas casi experimentales, como el Retrato de Françoise con traje estampado, sobre una cerámica curvada, o Mujer con llave (Madame), realizado con materiales metálicos casi de desecho. Atractivo muy especial tienen las obras en láminas de metal recortado y pintado. Son piezas que, además de recordar los trabajos hechos hacia 1912 con papel y cartón, o alambre y hojalata (como Guitarra), reúnen lo más difícil: el trazo que rasga y desvela, y el volumen que crea espacio.

La muestra, coproducida por el Museo Picasso de Málaga con el de Münster y La Piscine, en Roubaix, tiene rigor y supone un esfuerzo notable, lo que hace aún más inexplicable las quejas de algunos patronos contra la actual dirección artística del museo. La otra exposición, Viñetas en el frente, motivo de esas quejas, si en algo se diferencia de otras muestras relativas a la Guerra Civil, es por el detallado análisis iconográfico que relaciona la figura de Franco con la del Ubú Rey de Jarry, y a otras, rebeldes o dolientes, con imágenes de Goya o Fougeron, y con trabajos del propio Picasso incluido el Guernica.

Picasso crea. A través de la cámara de David Douglas Duncan. Hasta el 25 de septiembre. Museo Picasso Málaga. San Agustín, 8. Málaga

Juan Bosco Díaz-Urmenete: Picasso crea. A través de la cámara de David Douglas Duncan / Viñetas en el frente, EL PAÍS, 20 de agosto de 2011

No hay comentarios:

A modo de justificación...

Recomedamos también
El presente blog pretende ser un compendio de los artículos, y publicaciones recogidos en los medios de comunicación (escritos y audiovisuales), principalmente de España, para el estudio de la Historia del Arte. Aspira a ser una guía complementaria para su conocimiento y una referencia para la reflexión y análisis del mundo que nos rodea para difundir la defensa del patrimonio a futuras generaciones. Tuvo su origen a comienzos de junio de 2007, como blog de aula en la materia de Historia del Arte, para la modalidad de Humanidades y Ciencias Sociales de 2º de Bachillerato en el I.E.S. Carbula de Almodóvar del Río (Córdoba). Pero la idea fue creciendo y adquiriendo una dimensión inesperada. Ahora, en un nuevo destino profesional deseamos continuar la experiencia, manteniendo la identidad, para poder alcanzar a nuestros alumnos, en su forzado contacto con la materia, y con el público en general, para que profundice en los entresijos de un aspecto de la civilización de gran calado.