jueves, 6 de marzo de 2008

El Museo Munch de Oslo volverá a mostrar 'El grito' y 'Madonna' tras su restauración

Casi cuatro años después del robo de las famosas pinturas 'El grito' y 'Madonna' de Edvard Munch (1863-1944), el Museo Munch de Oslo presentará las obras restauradas otra vez al público a partir del 26 de mayo. Según anunció la institución, los dos cuadros del noruego Edvard Munch, que aún no están del todo restaurados, serán las piezas clave de una exposición que se extenderá hasta el 26 de septiembre.

'El grito' y 'Madonna' fueron robados el 22 de agosto de 2004 por hombres armados y enmascarados ante numerosos testigos oculares. Aparecieron dos años más tarde, seriamente dañados. Tres noruegos fueron condenados a penas de cárcel de entre seis y diez años por el robo, que aún no está del todo esclarecido. El valor estimado de los dos cuadros es de unos 90 millones de euros (unos 135 millones de dólares).

El público los pudo ver brevemente en septiembre de 2006 antes de que se iniciaran los trabajos de restauración. El Museo Munch fue reformado completamente tras el espectacular robo así como equipado con dispositivos de seguridad adicionales. Munch, que vivió entre 1863 y 1944, es considerado uno de los artistas expresionistas más importantes de Europa. De 'Madonna' y 'El grito' hizo numerosas versiones.


No hay comentarios:

A modo de justificación...

Recomedamos también
El presente blog pretende ser un compendio de los artículos, y publicaciones recogidos en los medios de comunicación (escritos y audiovisuales), principalmente de España, para el estudio de la Historia del Arte. Aspira a ser una guía complementaria para su conocimiento y una referencia para la reflexión y análisis del mundo que nos rodea para difundir la defensa del patrimonio a futuras generaciones. Tuvo su origen a comienzos de junio de 2007, como blog de aula en la materia de Historia del Arte, para la modalidad de Humanidades y Ciencias Sociales de 2º de Bachillerato en el I.E.S. Carbula de Almodóvar del Río (Córdoba). Pero la idea fue creciendo y adquiriendo una dimensión inesperada. Ahora, en un nuevo destino profesional deseamos continuar la experiencia, manteniendo la identidad, para poder alcanzar a nuestros alumnos, en su forzado contacto con la materia, y con el público en general, para que profundice en los entresijos de un aspecto de la civilización de gran calado.